>

Mendian

Senda Mojón Largo, en el Valle de Arana

PR-A 68

Fernando J. Peréz

Descargar Track

Partiendo de Alda, este itinerario remonta la boscosa ladera septentrional del cordal Cruz de Alda-Arnaba, para situar al senderista en el confín con Navarra. En Alda iniciamos la marcha en la plaza de la Rimona. Cruzamos el río y seguimos la calle Arnaska, por la que dejamos atrás el pueblo. El vial asfaltado nos conduce rumbo sur. Pasamos de largo el desvío por el que luego retornaremos y seguimos el camino principal hasta que se adentra en el bosque y comienza a ascender. Es el momento de dejar la pista principal y seguir (izd.), un camino señalizado con un poste de señales del PR por el que transitamos. El vial enseguida se bifurca, siguiendo por el ramal de la derecha.

INFORMACIÓN MIDE

  • Horario: 2 horas
  • Distancia: 6.6 km.
  • Desnivel positivo: 280 m.
  • Severidad del medio: 2
  • Dificultad orientación: 2
  • Dificultad del terreno: 2
  • Esfuerzo necesario: 2

Tras cien metros, cruza un portillo metálico y gira a la izquierda y sigue cincuenta metros bajo el quejigal adehesado hasta topar con una senda. Vira a la derecha y comienza a ascender bajo el arbolado. A medida que se gana altura, los quejigos son sustituidos por las hayas, especie dominante a partir de aquí.

Tras un kilómetro largo. La pendiente casi desaparece, el bosque se abre y el camino desemboca en una ancha pista, la que hemos despreciado al principio de la subida. Hacia la izquierda, afrontamos un suave llaneo hasta alcanzar el amplio Puerto de Berrobia o Gastiain, muga con Navarra y donde se presenta una encrucijada. Seguimos de frente, obviando el desvío de la derecha, al tiempo que volvemos a ganar altura. Cruzamos una valla,sorteamos una haya caída y pasamos junto a un ejemplar de porte descomunal. Ya en el alto adehesado, seguimos por la izquierda en la primera bifurcación que se nos presenta, desechando el camino viejo a Gastiain, que sigue de frente.

Este nuevo vial atraviesa el terreno abierto salpicado de enebros con buenas vista al cercano Perriain (Cruz de Alda), que marca el horizonte más próximo a nuestra izquierda. Al poco tiempo también descubriremos el viejo mojón que da nombre a la senda y marca la muga con Navarra.

Iniciamos ya el descenso a Alda. Seguimos el camino hasta que vira a la derecha, enfilando hacia el cercano monte Arnaba. Lo descartamos para seguir hacia la izquierda un sendero algo más difuso. Un hayedo cierra filas por la derecha mientras que un esquilmado quejigal intenta medrar al otro lado del camino. Tras algo más de medio kilómetro desde el desvío confluimos con un camino que proviene del hayedo. Enseguida llegamos a una bifurcación, donde seguimos de frente, descendiendo por el hayedo hasta un camino herboso, ya en la parte baja del bosque, donde son ahora los quejigos los que recuperan protagonismo. A los pocos metros, el camino desemboca en una senda herbosa por la que se continúa a la izquierda, por terreno abierto. El sendero se convierte en camino y descendemos por él hacia Ullibarri-Arana. No llegaremos a él. Al inicio de la parcelaria, cogemos (izd.) un camino que nos devuelve a Alda.