>

Mendian

Zubiaur-Kurtzegan-Zubiaur (Orozko)

PR-BI 34

Fernando J. Peréz

Los Montes de Arnó son un cordal perteneciente al macizo de Gorbeia que cierran el valle de Orozko por el sur. Son cumbres cubiertas de hierba donde el ganado pasta en libertad y en las que los numerosos restos megalíticos demuestran su importancia para nuestros antepasados. Destaca el menhir de Kurtzegan, el más alto de Euskal Herria con sus 5,40 metros de altura y siete toneladas. Fue descubierto en 1987 por el etnólogo Félix Mugurutza y levantado en 2011 gracias a un espectacular exoesqueleto que une los dos trozos de que se compone. Su imponente silueta enmarcada en las paredes de Itxina se ha convertido ya en una de las imágenes icónicas del Parque Natural del Gorbeia.

INFORMACIÓN MIDE

  • Horario: 4h. 00'
  • Distancia: 13.0 km.
  • Desnivel positivo: 620 m.
  • Severidad del medio: 1
  • Dificultad orientación: 2
  • Dificultad del terreno: 2
  • Esfuerzo necesario: 3

El sendero PR-BI 34 parte del Zubiaur, el núcleo principal de Orozko, y tiene como destino este monumento megalítico. Por el camino, conoceremos algunos barrios y los pinares que cubren la última cima del macizo, el Lobantzu.

En el aparcamiento central de Zubiaur se encuentra el panel informativo de los senderos de Orozko. Enfilamos la calle Gorbeia hasta una gran rotonda que rodeamos para seguir en dirección a los barrios Zendegi, Garai y Beratza. Primero atravesamos el barrio de Beratza y luego llegamos al coqueto núcleo de Garai.

Para 'tatxamontes'

Aquí seguimos por un camino cementado (izd.) que remonta hacia las alturas. Tras el desvío al último caserío, en un curva cerrada, atravesamos un paso canadiense y dejamos por fin atrás el cemento. Transitamos ahora por una pista forestal que, tras una nueva revuelta, se adentra en el pinar. Tras una curva junto a unos corrales, el camino llanea un rato antes de llega a otro cruce en el pinar, junto a varias bordas en ruinas.

Subimos allí hacia la izquierda, aunque en el primer desvío seguimos a la derecha por una pista que rodea el Lobantzu y nos lleva hasta el collado Ubizar, nudo de pistas y senderos donde los pinos dejan paso a los pastos. Unos centenares de metros antes, un poste de señales invita a los 'tatxamontes' a subir las dos cimas que cierran el macizo: Lobantzu y Ulizar. Desde el collado de Ubizar nos aupamos al cordal herboso y los recorremos hasta el colosal menhir, situado en el collado posterior a la cima del mismo nombre, señalada con una estela.

Es hora volver a Orozko. Desde el menhir, por la pista o por el cordal, retornamos al collado Ubizar. Allí seguimos las señales del PR (izq.), que coinciden con las del GR-123 (Bizkaiko Bira). Descendemos hacia el valle dejando el barrido de Sendegi a la izquierda y confluyendo con la ruta de subida en Beraza, antes de retornar a Zubiaur.

Puntos de interés: Arquitectura rural en los barrios del recorrido, menhir de Kurtzegan, vistas a Itxina y el valle de Orozko.