>

Mendian

Por el desfiladero del río Purón, en Valderejo

PR-A 8

Fernando J. Peréz

Descargar Track

El pequeño Parque de Valderejo, que en 2017 cumplió 25 años, es uno de los espacios naturales más singulares de Euskadi. Su aislamiento ha permitido mantener casi intactos sus muchos tesoros. Uno de ellos es el Desfiladero del río Purón, escenario principal del Sendero PR-A 8, pero no el único. Este recorrido balizado permite conocer otros referentes del valle, como el propio Lalastra, centro neurálgico del Parque, los despoblados de Ribera y Villamardones, la ermita de San Lorenzo o los farallones del Vallegrull, que acogen una de las colonias de buitres más importantes del norte de España. Llegado a este punto, conviene recordar que el tramo de este sendero entre Ribera y el altiplano que alberga la ermita de San Lorenzo, esta vetado entre el 1 de enero y el 15 de agosto para no molestar el anidamiento de las carroñeras. La opción para evitar este tramo es ascender hasta el altiplano de la sierra de Anderejo desde Villamardones,

INFORMACIÓN MIDE

  • Horario: 5h 45 min
  • Distancia: 17.3 km.
  • Desnivel positivo: 750 m.
  • Severidad del medio: 3
  • Dificultad orientación: 1
  • Dificultad del terreno: 2
  • Esfuerzo necesario: 4

Además, para hacer más interesante el recorrido, hemos incluido una pequeña variante en el recorrido. Una vez cruzado el desfiladero, en vez de remontar de nuevo por él, volveremos a Ribera por la senda Santa Ana, que rodea esta montaña, última cumbre oriental de la sierra de Artzena.

Comenzamos la caminata en Lalastra, convertido todo él en un museo etnográfico. Frente a Parketxe parte un camino (izd.) que nos llevará hasta Ribera. Primero discurre por la loma Polledo, con excelentes vistas a todo el valle, y luego, tras cruzar el arroyo del mismo nombre, desciende pegado al río Purón hasta el pueblo abandonado. Cruzamos el río y, a través de unos prados, enfilamos hacia los pasos más estrechos de la foz, que atravesamos disfrutando de sus estrechos pasos, sus cascadas y sus pozas.

Más abajo, el cañón se ensancha y el camino enfila hacia el pueblo burgalés de Herrán. No tardamos en encontrar un poste de señales que nos indica (izd.) la senda que remonta hacia el collado de Santa Ana, entre el monte del mismo nombre y el Revillallanos. La sinuosa y pedregosa senda remonta con ganas ofreciendo bonitas vistas del valle en alguno de sus recodos. Una vez en el amplio y herboso collado, afrontamos el descenso sin perder de vista los puntos amarillos de la senda, primero entre árboles y luego por terreno abierto, hasta retornar a Ribera, cuya iglesia situada en un altozano cercano atrae nuestra mirada.

Tras cruzar el puente sobre el Purón, tomamos el desvío a la izquierda que conduce al altiplano de la sierra de Anderejo, encargada de marcar los límites geográficos del parque. Este es el tramo cerrado entre enero y agosto. Ya en la meseta, un poste de señales marca (izd.) la alternativa en esta época desde Villamardones por El Cubo, un excelente mirador a los farallones del Vallegrull. Seguimos el camino por la planicie y no tardamos en llegar a la ermita de San Lorenzo, desde la que tenemos una de las mejores panorámicas del Parque. Junto al templo nace una bonita senda por la que descendemos hasta Villamardones, otro pueblo fantasma, desde el que retornamos a Lalastra.

Puntos de interés: Desfiladero del río Purón, Despoblados de Ribera y Villamardones, Senda Santa Ana,Ermita de San Lorenzo, vistas desde la meseta del Vallegrull