>

Mendian

Arralde, un paseo por el sel de las ánimas

Bizkaia. La travesía integral de la meseta de Arimegorta, en la vertiente norte del Gorbeia, nos lleva desde el Arralde hasta el embalse de Iondiagorta

Fernando J. Pérez

Descargar Track

La base de roca caliza sobre la que se asienta el Gorbeia da pie a biotopos singulares a lo largo y ancho del macizo. Itxina es el más conocido, pero no el único. Otro con personalidad propia es la meseta de Arimegorta, que se extiende a los pies del Aldamin y se cuelga sobre el barranco de Lambreabe, en el que, según la leyenda, tuvo su morada un basajaun.

El carácter misterioso de este paraje es evidente en su propio nombre -Arimegorta significa ‘sel de las ánimas’-. Sus vestigios así lo testimonian. Está presidido por el gran dolmen de Errekatxuetako Atxa, de más de 300 metros cuadrados de base y en el que se han encontrado restos humanos y útiles de barro, y poblado de tejos, sagrados para muchas culturas y considerado el árbol de la vida y la muerte (es uno de los más longevos pero sus frutos son muy venenosos). Otra de sus leyendas dice que los pastores, y en general todo el que se aventuraba en él, se descubrían la cabeza cuando lo cruzaban...

Hoy lo recorreremos de punta a punta desde Saldropo para regresar a la vieja turbera por el barranco de Lambreabe y pasando por uno de sus tesoros: la siempre espectacular cascada de Uguna.

HITOS

  • Arralde 945 m. (UTM:30T 522403.73 E, 4764836.89 N) Puntuable para los Cien Montes.
  • Atxuri 936 m. (UTM:30T 521018.00 E, 4765491.00 N)
  • Atxirpe 917 m. (UTM:30T 521818.00 E, 4765141.00 N)
  • Cómo llegar: N-634 hasta el alto de Barazar. Allí, junto al bar Bengoetxea, coger la pista cementada que lleva a Saldropo.
  • Cartografía: MTN 87-III (San Juan), 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

  • Horario: 4h.15’ (0h.40’ al arralde y 1h.20’ al Atxuri).
  • Distancia: 14.1 km.
  • Desnivel positivo: 740 m.
  • Severidad del medio: 2
  • Dificultad orientación: 3
  • Dificultad del terreno: 3
  • Esfuerzo necesario: 3
  • Tipo recorrido: Circular

Desde el aparcamiento de Saldropo seguimos la pista cementada que rodea el humedal. Pasamos junto al centro de interpretación y continuamos de frente, desechando primero el desvío a la derecha que cruza el río y lleva al paso de Atxuri y luego el camino que rodea la turbera (izd). La pista comienza a ganar altura suavemente. No tarda en aparecer otro desvío (dch), que cogemos para subir hasta el collado Bastelarra (0h.35’).

Sobre nosotros (dch) se eleva el aparentemente inaccesible Arralde. Pero una sinuosa senda permite ganar altura rápidamente hasta la base del cortado. Allí, un paso en diagonal por la roca y una sencilla chimenea dan acceso a la meseta. El buzón y el vértice del Arralde están un centenar de metros a la izquierda (0h.45’).

Tras disfrutar de las vistas, afrontamos la travesía por el altiplano kárstico (O). Sin alejarnos mucho del borde, buscamos el sendero que lo recorre, a tramos algo difuso y en otros señalado con hitos. Dejamos a la derecha la cima menor de Atxirpe y nos adentramos en un hayedo en el que el karst aflora y el recorrido se convierte en una pequeña ginkana por los numerosos árboles caídos. Más adelante rodeamos por la izquierda una hoya y salimos de nuevo a terreno despejado. Bordeando el lapiaz, remontando hasta el viejo buzón del Atxuri (1h.20’).

Apenas doscientos metros después llegamos al paso de Atxuri (poste de señales). A partir de aquí el sendero se hace mas evidente y el lapiaz reduce su aspereza hasta acabar transitando por una agradable alfombra verde. Sin perder la dirección NE, rodeamos el dolmen Errekatxuetako Atxa y nos plantamos ante el imponente tejo de Agiñalde y su cercana borda (1h.55’). El espléndido ejemplar está catalogado como Árbol Singular desde 1995.

Por la izquierda de la edificación seguimos una línea de hayas que nos deja al borde del barranco. Un sendero desciende pegado a la alambrada y, cuando esta dibuja un codo a la derecha, sigue recto por una vaguada hasta unas campas en el fondo del barranco, recorrido por el arroyo Arbineta. Más abajo se une al Arratia en la estación hidroeléctrica de Lambreabe. Arriba la izquierda, una caseta marca el inicio del canal que lleva hasta el embalse de Iondiagorta (2h.20’).

Bordeamos el pantano y nos dejamos caer (dch) hacia la vaguada. Cruzamos el río y remontamos la ladera contraria en diagonal (N) hasta salir a un camino. Afrontamos por él un largo descenso, incomodado por árboles caídos y desprendimientos, hasta salir a la amplia pista (2h.55’) que va desde Lambreabe a Saldropo. Afrontamos la caminata hacia el humedal, aunque antes visitaremos la cascada Uguna. Tras dos kilómetros por la pista, cogemos un desvío a la izquierda (3h.30’, hito) por el que descendemos hasta el salto de agua. De vuelta al camino, lo seguiremos hacia el norte hasta salir a la pista que, por la derecha, nos devuelve a Saldropo (4h.15’).