>

Mendian
Cima entre Arbígano y Basquiñuelas

Atalaya (908 m.), La Peña (843 m.) y Peña Primera (744 m.)

La picota de Salinas de Añana es el punto de inicio a la subida a esta cima rocosa cubierta por un espeso bosque

JOSEBA LOBERA

El monte Atalaya separa el vallecito donde se asientan los escondidos pueblos de Arbígano y Basquiñuelas, en Añana Gesaltza o Salinas de Añana. Desde su curiosa cumbre, cubierta por el bosque, no se tiene la impresión de encontrarse en una verdadera atalaya. La ruta más atractiva parte de Salinas, población que aspira a conservar sus eras de sal. El actual estado ruinoso de lo que antaño fue su fuente de riqueza es lamentable. Si no se hace algo de inmediato para recuperar el conjunto, no tardarán en desaparecer.

Desde la carretera que cruza el pueblo, junto a la parada de autobús y un cartel indicador de las salinas, se sube en coche por la calle Las Ozpinas y se continúa por la calle Las Carreras hasta encontrar la picota. Aparcamos en la explanada allí existente, obviamos una pista ancha (izquierda), para tomar una estrecha senda que conduce directamente a la afilada cresta de Peña Primera, como denominan a la gran roca de conglomerado visible desde la picota. Al llegar a su base (0h.15") encontraremos la pista que habrá que seguir hasta la cima de Atalaya. Poco después se llega a Peña Segunda, cuyas mogotes rocosas están rodeadas por un frondoso bosque (0h.25").

Tras sobrepasar Peña Segunda se ve otra pista que se dirige a la izquierda. Es el punto de descenso al pueblo de Basquiñuelas (40"). Más adelante se accede a una bifurcación. El camino de la derecha desciende hasta el puerto de la Tejera. Se toma el de la izquierda, y tras una suave remontada se pisa la cumbre de Atalaya (0h.50"), cubierta por el bosque y marcada por un bonito buzón con forma de helicóptero.

Si no fuera por el bosque que lo oculta todo, la cima sería un excelente mirador. No obstante, a lo largo del ascenso hemos disfrutado de vistas sobre las sierras de Badaya y Arcena, Valderejo, Peña Karria, montes de Burgos y el cercano Cantoblanco.

Regresamos por el mismo camino hasta el collado por donde se baja a Basquiñuelas. Allí, seguimos hacia la izquierda para trazar una variante. Nos dirigimos a Peña Segunda, sin sendero, bosque a través. Se divisan Basquiñuelas y el monte Cantoblanco. Una vez en la cima (1h.10") se prosigue por el cresterío, fácil, aunque requiere cierta precaución para no resbalar en algunos tramos de un terreno de conglomerado. Buscamos la mejor opción hasta llegar a un punto cercano al collado que separa Peña Segunda de Peña Primera. Es imposible pasar por el último peñasco porque a nuestra derecha se cierra la vegetación y además hay una peligrosa sima pegada al peñasco. Una trampa oculta por los arbustos. Por tanto, desde ese punto hay que descender a la izquierda hasta la pista de ascenso a Atalaya, y por ella llegar al collado (1h.35") para ir a Peña Primera.

HITOS

  • Atalaya 908 m. (UTM:30T 503613.56 E, 4738618.81 N) Puntuable para los Cien Montes.
  • Peña Primera 744 m. (UTM:30T 501794.00 E, 4739061.00 N)
  • La Peña 843 m. (UTM:30T E, N)
  • Cómo llegar: De Vitoria, N-I salida 340 a Nanclares de la Oca. Luego, seguir por A-2622 hasta Salinas de Añana. 30 Kms..
  • Cartografía: Mapa 137-II (Salinas de Añana), 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

  • Horario: 2h.00 (0h.50" de ascensión).
  • Desnivel positivo: 376 m.

Con terreno seco y mucha precaución se puede subir sin cuerda por una estrecha arista, siempre que se esté habituado a moverse por terrenos afilados. En esta época es desaconsejable internarse por el resbaladizo y mojado conglomerado. En caso de duda lo más sensato es quedarse en una de sus dos cimas, la más asequible (1h.40"). Sabiamente, regresamos a la pista y por ella descendemos a Salinas de Añana (2h.00").