>

Mendian
Las lomas del Burgüeño

Burgueño (1.044 m.)

Ascensión a una de las principales cimas de esta sierra por caminos ancestrales de hayedos y restos megalíticos

FERNANDO J. PÉREZ

El Burgueño es la cota más importante del sector oriental de la sierra de Ordunte. Las pistas que desde Balmaseda y el alto de La Herbosa llevan hasta la cercana ermita del Kolitza han hecho perder a las cumbres de esta parte del macizo, y especialmente a ésta, parte de su condición inhóspita y montañera que lucieron antaño. Sin embargo, aún es posible disfrutar de una ascensión por parajes poco frecuentados, frondosos hayedos y robledales y restos megalíticos. Es la ruta que parte desde el remoto barrio de Mollinedo, en la muga misma con Villaverde de Trucíos, y por la inhóspita vertiente norte, remonta por el barranco del Agüera y el cordal de Gostabil hasta los Ilsos de Ribacoba ya en el cordal cimero.

En Mollinedo, desandamos unos metros por la carretera de Górgola hasta cruzar el puente sobre el río Agüera, junto al las ruinas del molino. Frente a él, una pista remonta hasta el depósito de aguas, donde abandonamos el asfalto. Un poco más arriba, en un rellano junto al río, el camino tuerce a la derecha y sube para desembocar en una pista más grande, que por la izquierda nos lleva a una amplia bifurcación. Continuamos otra vez a la izquierda, entre robles, hasta bajar a un rellano del río, que debemos cruzar. Al otro lado, la reproducción de una carbonera y un panel explicativo (0h.10") nos rememoran los modos de vida de nuestros antepasados en esta comarca.

Seguimos la marcha remontando el arroyo y con la ermita del Kolitza sobre nuestras cabezas. Desechando los desvíos que encontramos, el camino se mantiene junto al río, tanto que lo vadearemos varias veces antes de empezar a ganar altura en serio por el hayedo. No tardamos en alcanzar un rellano en el bosque (0h.22"). La pista principal sigue hacia la izquierda y cruza el arroyo, pero nosotros seguimos de frente, por una senda encajonada con las señales de PR.

El camino se acaba por convertir en una senda a través del poblado bosque -hayas, robles, acebos...-, que badea dos pequeños arroyos y remonta luego junto al segundo de ellos hasta un pequeño claro (0h.35"), donde continuamos una senda más evidente hacia la derecha que se aleja de la surgencia. Un poco más arriba, el camino tuerce a la izquierda y abandona la protección de las frondosas en busca de terreno más despejado, dominado por especies de monte bajo.

HITOS

  • Burgueño 1044 m. (UTM:30T 477463.22 E, 4781986.60 N)

INFORMACIÓN MIDE

  • Horario: 3h. 10' (1h.40' de ascensión)
  • Desnivel positivo: 820 m.

La senda es también aquí evidente y remonta hasta el cordal (0h.45"), donde la sierra de Ordunte, a la izquierda, domina las vistas. Y hacia allí nos dirigimos. Según vamos ganando altura por el cordal de Gostabil, el terreno es cada vez más abierto, convirtiéndose en la unión con la sierra de Ordunte en una amplia extensión de pastizales. Alcanzada la divisoria de aguas (1h.10"), dominada en este tramo por la mole del Burgüeño, nos encaminamos hacia la izquierda en busca de los Ilsos de Ribacoba, bordeando para ello un promontorio hasta un corral, desde donde enfilamos hacia arriba, junto al túmulo de Ribacoba.

No tardamos en alcanzar el último collado, herboso y presidido por los ilsos (mugarris) (1h.15"). Desde allí acometeremos la ascensión final por las empinadas y descarnadas laderas cimeras hasta alcanzar la poblada cima del Burgüeño (vértice y tres buzones) (1h.40").