>

Mendian
Travesía de los techos de La Bureba

Cantoña (1.353 m.) y Buey (1.352 m.)

Los riscos y prados de Verdina, Buey y Cantoña, techo de los Montes Obarenes, coronan los altos de la Bureba

IÑIGO MUÑOYERRO

Silanes, minúscula aldea burgalesa, fue uno de los 14 partidos que formaron la Intendencia de Burgos entre 1785 y 1833, tal como se recoge en el 'Censo de Floridablanca' de 1787. Ahora pertenece al cercano Miraveche y, semivacío, espera la llegada de sus vecinos.El pueblo nos recibe con su fuente, muchos gatos y la iglesia-fortaleza encaramada en el alto. Caminamos (N) por una pista de cemento en dirección al depósito de agua y el nacimiento del río (0h.05'). Allí comienza una pista que rebasa el risco y entra en un amplio vallejo desarbolado y ocupado por tierras de labor. Las cimas de los Obarenes quedan a la izquierda, según caminamos por la parcelaria. Superamos un arroyo seco en verano y al rato, con el paredón todavía a la izquierda, abandonamos la pista y encaramos la montaña (0h.38').Unos hitos nos orientan durante la subida, que se realiza por un 'carasol' cubierto de carrascas. El sendero es claro, pero es muy pendiente y dificulta alcanzar el collado (0h.55'). Nos encontramos en el borde de un amplio pastizal (una verdina) venteado, salpicado de brezo y enebro rastreros, y con vacas, caballos y algun corzo despistado. La cima de Buey (izquierda) se alcanza por comodidad por un caminito que serpentea por el prado. La cima (1h.22') está ocupada por un buzón del Mirandés que indica La Verdina. Amplio panorama que abarca el mar de trigales de La Bureba (S) y se extiende a Umión, que cierra el horizonte(N).

HITOS

  • Cantoña 1353 m. (UTM:30T 485162.00 E, 4726597.00 N)
  • Buey 1352 m. (UTM:30T 486517.00 E, 4726077.00 N)
  • Cómo llegar: AP-8 hasta Miranda; AP-1 hasta Pancorbo y N-1 hasta el desvío a Silanes.
  • Cartografía: Mapas 137-III y 136-IV, 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

  • Horario: 3h.35'. (2h.15' ascensión a Cantoña).
  • Desnivel positivo: 625 m.

Continuamos por la loma, desarbolada y erosionada a tramos. Un corto trecho a media ladera (peligroso con hielo), con mucha piedra suelta y gran pendiente, nos permite cruzar hasta otro collado y de allí, por prado, alcanzar La Verdina (1h.50'), con un buzón del Obarenes y vistas similares a las de Buey.Queda lo más peliagudo de la ascensión. Perdemos altura hasta un collado donde apenas hace viento y medra la hierba. Siempre por la trocha (izquierda) rodeamos el alto y nos enfrentamos a un espolón rocoso que cuelga sobre Silanes y la vertiente de Cubilla de la Sierra. Rebasamos una alambrada y tocamos la roca. Basta un corto destrepe para iniciar la travesía de paso que lleva al alto. De pie o a gatas rebasamos el pasillo aéreo y pisamos la estrecha cima de Cantoña (2h.15'), techo de los Montes Obarenes. Buzón. Nos asomamos al vacío desde el borde de una proa que se enfrenta a la vecina Peña Maya. La vertiente de Umión está cubierta por el hayedo, mientras que la burebana está salpicada de monolitos, pedreras y carrascales.Destrepamos el paso complicado para recorrer las alturas, bajar a los trigales y entrar en Silanes(3h.35').