>

Mendian
Un paraíso para los tachamontes

Erribaso (563 m.), Otxortia (528 m.), Jaungoikomendi (528 m.), Laborain (524 m.), Gorosta (497 m.), Eguliz (495 m.), Zabaldegi/Kostolamendi (488 m.) y Kortatxiki (466 m.)

Bizkaia/Gipuzkoa. El cordal divisorio que separa Markina y Mutriku acumula una sucesión de cotas menores fáciles de encandenar

Fernando J. Pérez

Descargar Track

En los límites orientales de Bizkaia, un modesto cordal de la sierra de Arno que se extiende hacia el norte ejerce de muga natural entre Markina y Mutriku. Son montes muy humanizados, surcados por pistas que unen los numerosos caseríos desperdigados en sus laderas. Sufren una intensa explotación forestal que convierte su travesía en una pequeña lotería en función del momento en el que se encuentre la producción maderera. Sin embargo, su condición limítrofe le ha convertido en zona de paso desde la antigüedad. Por aquí discurren, por ejemplo, el Camino de Santiago y los GR que circunvalan Bizkaia y Gipuzkoa, amén de ancestrales caminos entre los valles que unían la cercana costa con el interior.

Otra singularidad de este alineamiento, que es lo que hoy nos interesa, es que está conformado por una sucesión de cumbres, modestas pero con personalidad propia, que convierte su travesía en un paraíso para los tachamontes. Solo en el sector que hoy vamos a recorrer se ascienden ocho cotas en apenas siete kilómetros.

Optamos como punto de inicio de la ruta el remoto y coqueto barrio markinar de Larruskain, que se apiña en torno a la iglesia de San Ignacio (1887), y el remozado bolatoki. Desde su amplia plaza, desandamos por la carretera cuatrocientos metros hasta el desvío (dch) al caserío Plazakorta. Afrontamos la subida hacia el cordal por una pista forestal propensa a embarrarse. Un poco más arriba dibuja una zeta para auparse al cordal, del que pronto se aleja para volver a él más arriba tras otra zeta y desembocar en la pista que recorre todo el cordal principal evitando las cimas (0h.40’).

HITOS

  • Kortatxiki 466 m. (UTM:30T 545524.36 E, 4788587.86 N)
  • Eguliz 495 m. (UTM:30T 546660.86 E, 4789768.27 N)
  • Gorosta 497 m. (UTM:30T 545522.00 E, 4788940.32 N)
  • Otxortia 528 m. (UTM:30T 546025.11 E, 4789275.87 N)
  • Jaungoikomendi 528 m. (UTM:30T 546639.00 E, 4791573.00 N)
  • Erribaso 563 m. (UTM:30T 547222.00 E, 4790679.00 N)
  • Zabaldegi/Kostolamendi 488 m. (UTM:30T 545883.00 E, 4792448.00 N)
  • Laborain 524 m. (UTM:30T 545998.00 E, 4789263.00 N)
  • Cómo llegar: Desde Markina, seguir dirección Ondarroa (BI-633) hasta el desvío a Larruskain.
  • Cartografía: MTN 63-I (Ondarroa), 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

  • Horario: 4h.35’ (1h.10’ al Jaungoikomendi, 1h.45’ al Erribaso y 2h.55’ al Laborain).
  • Distancia: 14.3 km.
  • Desnivel positivo: 890 m.
  • Severidad del medio: 2
  • Dificultad orientación: 2
  • Dificultad del terreno: 2
  • Esfuerzo necesario: 3

Iniciamos aquí mismo la recolección de cumbres. De frente, remontamos la cresta hasta el Zabaldegi y su vértice geodésico (0h.50’). Hemos tenido suerte. La ladera sur ha sido talada recientemente y las vistas hacia el meridiano son amplias, entre ellas todo el cresterío que vamos a recorrer.

Descendemos por el sendero que nos deposita en el collado y caserío Gorostola. Doscientos metros por cemento y lo abandonamos para seguir el Camino de Santiago (dch) hasta una próxima bifurcación. La de la izquierda nos sube hasta el Jaungoikomendi (1h.10’), también recientemente talado. El punto culminante no tiene señal alguna, salvo un mugarri. El buzón, sin señal identificativa alguna, por cierto; está a casi cuatrocientos metros siguiendo el cordal, en unas peñas claramente más bajas que la cima principal. Es el único de todas estas cumbres. Los que quieran visitarlo que se preparen porque la maleza y las zarzas han invadido el roquedo.

Volvemos al collado que separa ambas cotas y seguimos la divisoria hacia el Erribaso, altura principal de este sector de la sierra y señalado también con un vértice (1h.45’). Hacia el este, descendemos hasta el collado Ameikurutz, ancestral paso entre valles presidido por una estela funeraria, desde el que enfilamos (dch) hacia otro cruce de caminos fundamental en estos lares, el collado Arnoate (2h.15’), presidido por el caserío del mismo nombre y su gran manantial bajo cubierta.

Iniciamos aquí el encadenamiento de la segunda tanda de cimas sin solución de continuidad: Egiluz (2h.25’), Otxaortiaga (2h.40’), Laborain (2h.55’), Gorosteta (3h.10’) y Kortatxiki (3h.20’). Su denominador común, el aprovechamiento forestal no ha respetado en alguna de ellas los senderos de acceso y alcanzar la cima se convierte en una especie de ginkana entre restos de las talas, nuevas plantaciones y alambradas por doquier.

Tras la última cima, descendemos a la pista principal, que hemos cruzado varias veces entre cumbre y cumbre, por la que bajamos hasta el desvío al caserío Orizate. Por este nuevo vial iniciamos una larga travesía faldeando por la vertiente occidental de la sierra, hasta pasar junto al caserío Atzorinzabal, en un alto (4h.10’). Siguiendo la pista, en la primera curva dejamos el vial principal para tomar (dch) un camino que desciende con rápidez al fondo del valle y nos devuelve a Larruskain (4h.35’).