>

Mendian

Orkatzategi (869 m.)

La ascensión a esta cumbre de Araotz nos descubre la cueva de Aitzulo o la ermita de Sandaili

FERNANDO J. PÉREZ

Descargar Track

Entre las sierras de Elgea y Aizkorri/Aloña se eleva el macizo de Zaraia, formado por cumbres kársticas que dan pie a un paisaje abrupto y repleto de cuevas, barrancos y depresiones. Una de sus principales cumbres es el Orkatzategi. Las hay más altas, como el Elorreta (1.141 m.) o el Andarto (1.074 m.), pero su situación y su escarpado perfil septentrional lo destacan sobre el resto. Si a ello añadimos los tesoros que atesora en sus entrañas, como la mágica cueva de Aitzulo o la singular ermita de Sandaili, su ascensión montañera se convierte en una excursión repleta de alicientes.

Partimos del aparcamiento que da acceso al barranco de Jaturabe, utilizado tanto por quienes van al Orkatzategi y cualquiera de sus tesoros como por los que se dirigen a conocer la cueva de Arrikrutz. Seguimos la carretera que lleva a Araotz, cruzamos por el puente y continuamos unos metros hasta un desvío (dch.) señalizado con las características marcas blancas y amarillas de senda de Pequeño Recorrido. Se trata del PR-GI.106 Camino de Peregrinos, que une Arrasate con el monasterio de Arantzazu y recorreremos durante toda la primera marte de la excursión.

HITOS

  • Orkatzategi 869 m. (UTM:30T 544322.95 E, 4762232.54 N) Puntuable para los Cien Montes.
  • Cómo llegar: Desde Bilbao, AP-8 y AP-1 hasta Mondragón. GI-2630 hasta Oñati, GI-3591 dirección Arantzazu hasta el desvío a Araotz (GI-3592). Desde Vitoria AP-1 a Mondragon y mismo recorrido.
  • Cartografía: MTN 88-III (Arrasate) y 113-I (Ozaeta) 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

  • Horario: . 3h.00 (1h.30 de ascensión)
  • Distancia: 11.6 km.
  • Desnivel positivo: 580 m.
  • Severidad del medio: 1
  • Dificultad orientación: 2
  • Dificultad del terreno: 2
  • Esfuerzo necesario: 3
  • Tipo recorrido: Circular

Remontamos unos metros hasta el canal de agua. Un bonito sendero discurre junto a él y nos lleva, bajo los farallones orientales del Orkatzategi, hasta los caseríos, desperdigados por la ladera, del barrio Urruxola. Tras abandonar la compañía del canal (0h.20'), un camino lleva hasta los primeros caseríos. Atravesamos entre ellos y seguimos un sendero con escaleras que remonta hasta la iglesia del barrio. Cruzamos la carretera y continuamos ascendiendo entre huertas hasta los caseríos más altos del barrio. Pasamos por delante de Garaikoa y su curiosa bañera de piedra de una sola pieza y seguimos ganando altura por una camino forestal que lleva hasta el collado Urrexolagarai (0h.50').

Aquí dejamos ya la compañía del PR, que desciende hacia el embalse de Urkulu, y continuamos subiendo por la pista de la izquierda. El camino rodea la cumbre de nuestro objetivo y tras dibujar un par de zigzags en el tramo más exigente de la marcha, se aúpa al portillo Urtagain (1h.15'), que separa el Orkatzategi (izd.) y el Ametzueta (dch.).

Sin llegar al mismo alto, tomamos a la izquierda un sendero, algo difuso al principio, que serpentea entre el bosque bajo, supera unos árboles y remonta ya por terreno abierto a través de un suave lapiaz hasta la cumbre del Orkatzategi (1h.30'), cuyo buzón se asoma sobre el barranco de Urruxola.

Tras disfrutar de las vista iniciamos el descenso por la vertiente contraria a la de subida. El camino se hace pronto evidente, aunque más abajo hay que coger un desvío (izd.) que se dirige directamente por el lapiaz hasta la balsa de Aitzgain. Si no lo encontramos no hay que preocuparse. Podemos seguir bajando por el camino hasta llegar a un pequeño grupo de árboles donde, ahí sí, hay que tomar a la izquierda una senda que lleva a la balsa (1h.45'). La rodeamos por la izquierda, sorteamos un par de dolinas y continuamos por un camino balizado que nos lleva directamente a la espectacular cueva de Aitzulo (2h.05'), que atraviesa la montaña de lado a lado y termina en un gran ojo en la pared oriental del Orkatzategi.

Aún sobrecogidos por tan imponente escenario, retomamos el descenso siguiendo las señales blancas y amarillas del PR-GI.102 (Senda del Agua) para descender hasta Araotz y la carretera, por la que retornamos al aparcamiento. Aunque antes visitamos la ermita de Sandaili (San Elías), erigida en una cueva. La tradición popular atribuye poderes de fertilidad al agua que gotea del techo de la cueva y se recoge en la pileta de piedra que hay delante del templo. De vuelta al coche, la visita a la cercana cueva de Arrikrutz es el perfecto complemento a esta excursión.