>

Mendian

Peñarada (1.125 m.), Montegrande/Salduero (1.124 m.) y El Risco (1.039 m.)

La ascensión al Peñalta desde Lanzas Agudas (Karrantza) permite recorrer las alturas de Ordunte y sus cordales adyacentes

FERNANDO J. PÉREZ

Descargar Track

En los confines occidentales de Bizkaia, los Montes de Ordunte, con el Zalama a la cabeza, separan Karrantza del burgalés valle de Mena. Es uno de los macizos más relevantes de la geografía vasca y por él discurre la divisoria de aguas cantabrico-mediterranea.Desde sus principales cumbres, son varios los cordales que descienden hacia el valle carranzano. La entidad del principal de ellos es suficiente como para recibir nombre propio: sierra Mesada. Nace en el Peñarada, muy cerca del Zalama y se extiende hacia el noroeste hasta el cordal de Ubal separando el valle de Karrantza de Cantabria. Su principal altura es el Peñalta, cuyo acceso es remoto sea cual sea la ruta elegida. La más habitual parte del collado de Campo Calero, entre Aldeacueva y el puerto de Los Tornos, y pasa por el Santipiñia.En esa ocasión, sin embargo, hemos optado por Lanzas Agudas, otro remoto barrio de Karrantza colgado a 400 metros de altura en las faldas del Baljerri en torno a su Iglesia Parroquial de Santiago. Este recorrido nos llevará por las alturas del barranco de Peñaranda hasta el Portillo Medio o La Collaría, donde cogeremos el cordal que ya no abandonaremos hasta nuestro objetivo.

HITOS

  • El Risco 1039 m. (UTM:30T 470616.21 E, 4777700.93 N)
  • Montegrande/Salduero 1124 m. (UTM:30T 469540.00 E, 4777944.00 N)
  • Peñarada 1125 m. (UTM:30T 469880.00 E, 4777674.00 N)
  • Cómo llegar: Desde Bilbao, BI-636 hasta Balmaseda y BI-630 hasta Concha (Karrantza) y BI-4625 hasta Lanzas Agudas. Desde Vitoria, llegar a Bilbao y seguir el mismo itinerario.
  • Cartografía: MTN 85-I (Bercedo) y 60-III (Concha), 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

  • Horario: 5h.00
  • Distancia: 17.0 km.
  • Desnivel positivo: 1100 m.
  • Severidad del medio: 2
  • Dificultad orientación: 2
  • Dificultad del terreno: 3
  • Esfuerzo necesario: 4

Desde la fuente de Lanzas Agudas, atravesamos el barrio en dirección Sur, hacia el barranco de Peñaranda. Sobre nosotros, a la izquierda, se eleva el Haitza, mientras que enfrente tenemos los riscos de Peñalarga. Pronto dejamos atrás el barrio, mientras avanzamos por una pista sin apenas gana altura hasta alcanzar un amplio cruce de caminos. Uno gira al norte. De los dos que mantienen dirección sur debemos seguir el que sube (izd.). El otro lleva al fondo del barranco, hasta el río Peñaranda y será por donde volvamos.La pista lleva hasta una explotación ganadera donde se convierte en un camino que remonta con ganas, entre los prados y el bosque, hacia las alturas del Haitza. No hará falta llegar hasta el cordal, un poco antes, llegamos a un cruce donde hay que seguir a la derecha el camino que remonta paralelo a la divisoria evitando la cima hasta un collado. Aquí, la arista se empina de forma considerable camino de la cima del Baljerri. Pero no es ese nuestro objetivo, así que continuamos hacia la derecha por un sendero que asciende progresivamente a media ladera, aunque más adelante ofrece un tramo muy empinado antes de enfilar ya (dch.) hacia el cordal de Ordunte, al que se acede por el Portillo Medio (1h.35").Aupados ya en la divisoria, la ruta a partir de aquí no ofrece dudas. Hay que continuar por la alomada cresta hacia el sur en una caminata que primero nos llevará a ascender la cota menor de El Risco y luego el Peñarada. Aquí, en vez de seguir hacia el Zalama, que domina el horizonte hacia el suroeste, giraremos a la derecha hasta el vértice del Montegrande (2h.15"). Siguiendo el cordal (O), bordearemos la Llana de Salduero para alcanzar por fin el Peñalta y su original buzón en forma de tamboril (2h.45").En el descenso retornaremos a Lanzas Agudas por la otra vertiente del barranco de Peñaranda. Para ello desandamos el camino hasta el Montegrande, donde iniciamos el descenso de su abalconada cresta norte por un sendero que evita los escarpes más vertiginosos. Este entretenido tramo nos lleva hasta un cipresal que acoge el collado de La Brena (3h.50"), donde confluimos con una pista que seguiremos por la derecha y que lleva, en un largo descenso, hasta el fondo del valle. Una vez llegados a la altura del río Peñaranda, no queda más que seguir la pista (izd.), que nos llevará de vuelta a Lanzas Agudas (5h.00").