>

Mendian
Parque Natural de Armañón (Bizkaia)

Carlista, Pico del (721 m.) y Mazarredonda (669 m.)

Las peñas de Ranero, espolón del Parque Natural de Armañón, cierran por el oeste el valle de Carranza

IÑIGO MUÑOYERRO |

Las peñas de Ranero o del Carlista se elevan en extremo occidental del Parque Natural de Armañón, espacio protegido de Bizkaia que abarca terrenos de los valles de Carranza y Turzioz. La cima asemeja un espolón calizo de complicada travesía, limítrofe con el valle del Asón, en CantabriaLas alturas de Ranero están defendidas por precipicios, simas y lapiaces, con un flanco débil por Pozalagua, paraje que se alcanza por el homónimo pueblo de Ranero. Otro camino más largo sube por el valle cántabro de Ojébar.La carretera que lleva hasta la cueva de Pozalagua (aparcamiento y bar) permite situarnos a los pies mismo de la peña. La cavidad fue descubierta casualmente en diciembre de 1957 tras una voladura en la cantera de dolomía que se explotaba en las Peñas de Ranero.700 metros antes de llegar al parking vemos el panel indicador de la subida al Ranero -Pico del Carlista según su denominación oficial en el Catálogo de Cimas- y la Torca. Señala desnivel y distancia. El sendero remonta la ladera herbosa por encima del anfiteatro natural que forman las antiguas canteras. Es un repecho corto, pero pendiente, que termina en el collado de Valseca (0h.25"). Límite con Cantabria. Letreros. Indica que Ranero está a 0h.15". Se tarda algo más.Buscamos las marcas de GR que nos llevarán a la cima. El sendero entra (izquierda) en el karst y se complica. Es un laberinto calizo que exige pisar con atención. No hay grietas espectaculares, pero sí agujeros y rocas resbaladizas tras siglos de pisadas, tanto humanas como de vacas y caballos, que todas las primaveras suben a los altos de Ranero.La cima queda a la derecha. Buscamos los tramos más sencillos para ganar altura por terreno venteado y alcanzar los buzones (0h.50"). Uno antiguo y roñado, otro más moderno, colocado por el Karrantza M.T. en 2007. Vistas espectaculares que abarcan el valle de Carranza y los montes de Armañón, Ordunte, Asón y Espinosa de los Monteros. Castro Valnera destaca al fondo.

HITOS

  • Carlista, Pico del 721 m. (UTM:30T 468333.00 E, 4790042.00 N)
  • Mazarredonda 669 m. (UTM:30T 468891.00 E, 4790885.00 N)
  • Cómo llegar: A-8 hasta Colindres. N-629, desvío Karrantza. CA-150 y BI-630, subida a Ranero.
  • Cartografía: MTN 60-II (La Iglesia), 1:25.000, del IGN. Mapa B-5 de Javier Malo.

INFORMACIÓN MIDE

  • Horario: 3h.10
  • Distancia: 6.5 km.
  • Desnivel positivo: 640 m.
  • Severidad del medio: 2
  • Dificultad orientación: 1
  • Dificultad del terreno: 3
  • Esfuerzo necesario: 3
  • Tipo recorrido: Ida y vuelta

Vuelta al lapiaz (0h.57"), cuarteado y horadado por numerosas hoyas, entre ellas la conocida como Torca del Carlista. Aseguran que el nombre viene de las guerras carlistas. Es una de las mayores cavidades del mundo, con un conducto vertical de bajada de 365 metros. En su interior se abre una impresionante sala (3ª del mundo) de 500 metros de largo, 230 de ancho y 125 de alto. Entran dos estadios como San Mamés. Accesible sólo a los espeleólogos expertos.Poste de PR. De hito en hito o sin sendero preciso (lo más fácil) atravesamos el caos rocoso (W) hacia el mirador del Salto del Pollo (1h.20"). Allí, los montes de Ranero se asoman a un precipicio que corta el aliento. Cae en vertical sobre Ventalaperra y el desfiladero del río Carranza. Espectacular tanto por las vistas como por el vuelo de las rapaces, que aprovechan las corrientes de aire.La vuelta al collado de Valseca se hace por la ruta de subida (2h.05"). El camino es engorroso y complicado, donde es fácil dar un mal paso. Desaconsejable con niebla y/o roca mojada. Una vez en el collado (letrero), se puede subir a Mazarredonda o Las Campas, al otro lado del paso. El camino es en realidad una senda vaquera que se toma unos metros campa abajo. Son rastros de ganado que se internan en el lapiaz, primero cerrado y luego más cómodo, y permiten hacer cima sin problemas (2h.25"). Tres peñas hincadas señalan el punto más elevado. No hay buzón.Retornamos a Valseca por el camino de subida (2h.55"). Tras un rápido descenso, pisamos la explanada de las cuevas de Pozalagua (3h.10") y sus famosas estalactitas excéntrica, de visita obligada.