>

Mendian
Vuelta al Ertxiña

Ertxiña (434 m.) y Gurutzea (399 m.)

Gipuzkoa. Entre Zestoa y Aizarna se eleva este modesto pero abrupto cordal con vistas a los principales macizos y cumbres del interior guipuzcoano

Fernando J. Pérez

Ertxiña es un modesto alineamiento que se eleva entre Zestoa y los valles endorreicos (cerrados) de Akua y Aizarna. Aunque está más cerca del Erlo, al situarse en la margen derecha del Urola pertenece al macizo de Hernio. Pero ascender a sus dos cumbres es algo más que un paseo. Ertxiña, la más alta, se eleva en el extremo oriental del cresterío, sobre Aizarna, mientras que Gurutzea, la cima secundaria (aunque en Zestoa la llaman como la principal), lo hace al oeste, sobre la villa termal. Ambas están coronadas por un incómodo lapiaz que exige atención. El resto de esta excursión que rodea la montaña y asciende ambas cotas es un cómodo paseo para todos los públicos.

Tomamos como referencia para comenzar la caminata el mismo centro de Zestoa: el frontón municipal y la cercana plaza Euskal Herria. Dejamos el polideportivo y la Kultur Etxea a nuestra izquierda y enfilamos por las calle Gurutzea hasta la calle Gesalaga. Cruzamos la carrera general por el paso subterráneo que nos sitúa ya en el camino –por ahora asfaltado– por el que abandonamos el pueblo en dirección a las alturas del Ertxiña. Sendos paneles informativos informan de las rutas PR-GI 143 (Zestoa-Errezil) y el sendero local Zestoa-Ertxiña. Por buena parte de ellos discurre la excursión.

HITOS

  • Ertxiña 434 m. (UTM:30T 562139.69 E, 4787431.65 N) Puntuable para los Cien Montes.
  • Gurutzea 399 m. (UTM:30T 560824.04 E, 4788239.97 N)
  • Cómo llegar: AP-8 hasta la salida48 (Zumaia-Zestoa). En la rotonda tras el peaje, seguir dirección Zestoa por la GI-631.
  • Cartografía: MTN 63-IV (Azpeitia), 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

  • Horario: 3h.15’ (1h.10’ al Ertxiña y 2h.35’ al Gurutzea).
  • Distancia: 9.8 km.
  • Desnivel positivo: 575 m.
  • Severidad del medio: 2
  • Dificultad orientación: 2
  • Dificultad del terreno: 2
  • Esfuerzo necesario: 2

La pista sube hasta el valle de Akua y llanea un rato por él hasta una bifurcación ante el caserío Akua Barrena (0h.20’). Asu izquierda, un bonito camino empedrado asciende perpendicular la ladera meridional del Ertxiña. Conocido como la Galtzada, este vial era en la antigüedad el nexo de unión entre el núcleo original de Aizarna y lo que entonces era un mero barrio : Zestoa.

Disfrutando de la ascensión a la sombra de las frondosas, encinas principalmente, dejamos atrás la ermita Kontzezio y llegamos hasta el collado del Kalbario (0h.50’), donde comienza el descenso hacia Aizarna. Está presidido por un gran crucerío, único vestigio del vía crucis que recorría la Galtzada. Unos metros antes (izq), una tradicional compuerta de palos da paso a una zona de pastos donde comienza el tramo de ascensión final al Ertxiña. Pasamos junto a un comedero y enseguida adivinamos un camino dibujado en el suelo herboso en el que empieza a aflorar ya la caliza. La senda gira suavemente a la izquierda y remonta por la ladera sur de la montaña.

A la altura de la línea de alta tensión, un hito (dch) nos avisa de que es el momento de dejar el camino principal para coger un sinuoso sendero que remonta hasta la cima. Afrontamos el tramo más incómodo de la excursión. La senda está muy tapada por la hierba y las piedras que afloran, cada vez más numerosas, incomodan la marcha hasta alcanzar el lapiaz cimero, en el que sobresale el buzón-cohete (1h.10’). La panorámica es excelente, aunque es el cercano Erlo (SO) el que atrae la vista como un imán.

De vuelta al Kalbario, descendemos hasta Aizarna (1h.45’) –otro valle cerrado– y seguimos (izd) por la carretera que lleva a Iraeta y Aizarnazabal. Tras algo menos de kilómetro y medio por asfalto llegamos al alto de Autzoko Gaina (2h.05’). Aquí parte (izq) una pista que recorre la vertiente norte de la montaña hasta el collado Gurutzea o Tipulsoro (2h.20’), inconfundible por un portón negro que da acceso a una finca. A su izquierda nacen dos caminos. Continuamos por el que parece descender, aunque inmediatamente llanea y luego remonta suavemente para confluir con un amable camino herboso bajo el que discurre la línea de gas.

A los poco metros, cuando comienza a descender, nace a la derecha una senda algo oculta por la maleza que nos lleva sin pérdida primero a la cruz que da nombre a esta cima secundaria del Ertxiña y luego al vértice geodésico que señala su punto culminante (2h35’). De vuelta al camino del gas, solo queda seguir las marcas blancas y azules del sendero local para bajar hasta Akua y retornar a Zestoa (3h.15’).