>

Mendian

Mazo (1.083 m.)

Ascensión al Mazo, una cima triangular cubierta de pinos que se eleva sobre los cerezos y manzanos del valle de las Caderechas

IÑIGO MUÑOYERRO

El valle de las Caderechas es un recóndito, poco poblado y bello rincón de La Bureba, Burgos, refugiado en un repliegue del Páramo de Masa. Un terreno montuoso con las laderas pobladas de pinos y encinas. También hay frutales, sobre todo cerezos y manzanos, en vegas y rellanos. Los pueblos son pequeños, pero conservan el caserío en buen estado gracias a los veraneantes. Uno de ellos es Quintanaopio, que se extiende entre los poco caudalosos arroyos Hozabejas y Ojeda, al pie del Mazo, objetivo de la presente marcha.La carretera lleva hasta la amplia plaza del pueblo, espaciosa y arbolada. El topónimo es de origen romano. Opio viene de opidum, lugar fortificado pero la primera referencia es del año 1054. En el diccionario de Madoz (año 1847) dice que contaba con 22 casas y 63 habitantes. Ahora tiene alguno menos.Hemos llegado por una vega plantada de cerezos, que crecen en todos los campos. La mayoría bien podados. Lo mismo sucede con los manzanos desde que la reineta tiene label. La iglesia es amplia, del gótico tardío. Presenta como curiosidad los diferentes relojes que apuntan a los cuatro puntos cardinales. La cima de Mazo, cónica y tapizada de pinos, se eleva sobre el pueblo. Marchamos hacia el Norte, en dirección a Huéspeda. Caminamos entre casas. Tras un estrechamiento entramos (dch.) a la calle Las Heras. Allí, un letrero dice Mazo. Carteles similares irán apareciendo cuando progresemos por el bosque. Nos orientarán sobre el rumbo en los cruces dudosos, que tampoco son muchos.

HITOS

  • Mazo 1083 m. (UTM:30T 492269.00 E, 4736930.00 N) Puntuable para los Cien Montes.
  • Cómo llegar: N-232 Medina de Pomar, Oña, cruce Terminón. BU-V-5024 a Quintanaopio.
  • Cartografía: MTN 136-III (Oña), 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

  • Horario: 2h.05 (1h.05 a la cima).
  • Distancia: 7.5 km.
  • Desnivel positivo: 385 m.
  • Severidad del medio: 2
  • Dificultad orientación: 2
  • Dificultad del terreno: 2
  • Esfuerzo necesario: 2

Vamos a subir siempre por sendero, por una trocha que da un amplio rodeo a la montaña y nos traslada a su vertiente oeste. El monte está cerrado porun denso bosque de carrascos, bojes y enebros. Aparece infranqueable. Ganamos altura por un camino bien pisado y claro que remonta hasta un vallejo plantado de cerezos,algunos yermos (0h.30). Cuentan en el pueblo que es precioso en primavera .Tras un corto llaneo, la senda entra en el pinar. Son resineros y muestran en el tronco la marca de sangrado. Esparcidos por la pinocha, hay vasijas de barro rotas que fueron utilizadas para recoger la resina. Además de pinos, brotan grandes enebros.La trocha se endurece y sube vertical en dirección SE hasta un collado ( 0h.50). Allí encontramos un mojón de separación de municipios, además de una flecha hecha con piedras en el suelo. Indica la dirección hacia la cima (N).Desaparecen los pinos y domina el boj. El camino avanza entre ellos y nos conduce sin pérdida hasta el Mazo. En el alto hay una caseta de vigilancia de incendios. Es de cemento y está abandonada, pero en buen estado. Ideal para cobijarse de la lluvia y de los rayos. Sobre una peña cercana hay una antena y un viejo buzón enroñecido, deteriorado y sin placa (1h.05). Las vistas son impresionantes sobre el cercano Castilviejo, al otro lado del barranco de La Hoz; los bosques de Rucandio y Hozabejas; Quintanaopio debajo y al fondo Oña y La Mesa.Desde la cima se puede cumbrear por los altos y descender a Río-Quintanilla, y de allí retornar a Quintana por la carretera. Camino de Río están las ruinas de una iglesia-fortaleza que dicen que fue de los caballeros templarios. Para visitarla hay que descender hasta un terreno plantado de cerezos. Una vez allí, avanzar por el roquedo cubierto de una vegetación cerrada y molesta hasta alcanzar (izd.) el precipicio sobre el desfiladero. Al final, colgado sobre el abismo del cerro San Vicente, se ve el muro de una torre. Es el templo templario.Volvemos a Quintana por el camino de subida. Tampoco hay muchas más opciones (2h.05).