>

Mendian
Macizo de Montenegro (Álava)

Montenegro / Peñalba (692 m.)

El modesto Montenegro separa los valles de Mena y Ayala y su accesibilidad le convierte en una excelente opción invernal

FERNANDO J. PÉREZ |

Descargar Track

Al este de Artziniega, en los confines noroccidentales de Álava, se alza una modesta línea de lomas que separa los valles de Ayala (Álava) y Mena (Burgos). Su cumbre más destacada es el Montenegro, lo que le sirve para figurar como monte "centenario", aunque también están Utxati (511 m.), al sur, y San Miguel (652) y San Bartolomé (579), al norte.Montenegro es solo uno de los nombres de esta atalaya de amplias vistas pese a su modesta altitud. Prácticamente por cada una de sus vertientes -y los pueblos que le redean- es conocida con una denominación. Montenegro en Retes de Tudela, al sur; Peñalba en Artziniega, al este; y Tablas en los mapas. En realidad, como suele suceder casi siempre en las montañas, esos nombres se refieren a parajes del entorno de la cumbre que cada pueblo que lo rodea hace suyo.Su modesta altitud, las antenas de la cima, con su consiguiente pista de servicio que parte de Retes, y las numerosas pistas forestales que surcan sus laderas dejan las posibilidades "alpinas" del Montenegro reducidas prácticamente a cero. La parte positiva de ello es que la convierte en una opción típicamente invernal. Aunque tampoco hay que confiarse, ya que la numerosa cabaña bovina que pasta en la zona convierte sus caminos en verdaderos barrizales.En Artziniega, hay que dirigirse por la carretera que lleva al cercano Santuario de La Encina -de visita obligada- y en la últimas casas, antes de abandonar el municipio, seguir por la izquierda la Avenida Zaldua. La calle cruza el barrio El Soto y comienza a ganar altura cuando deja atrás las cases y se convierte en un camino vecinal. Pasa junto a un depósito de aguas y llega a una bifurcación con un poste de señales de PR. Nuestra ruta sube por la derecha, hasta la pequeña barriada Las Caserías, donde muere el asfalto (0h.20").Hacia la izquierda, un camino se adentra en el bosque y remonta, desechando desvíos a izquierda y derecha, hasta un portillo en medio del pinar, desde el que descendemos a un amplio cruce de pistas. (0h.35").

HITOS

  • Montenegro / Peñalba 692 m. (UTM:30T 487027.40 E, 4774986.16 N)
  • Cómo llegar: A-8 hasta el desvío hacia Balmaseda (BI-636) y coger el desvío a Gordexola (BI-2604) hasta Artziniega.
  • Cartografía: MTN 86-1 (Artziniega), 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

  • Horario: 3h.15
  • Distancia: 11.5 km.
  • Desnivel positivo: 550 m.
  • Severidad del medio: 1
  • Dificultad orientación: 2
  • Dificultad del terreno: 1
  • Esfuerzo necesario: 2

La de la derecha viene del alto de Los Heros, en la carretera entre Artziniega y Balmaseda, así que proseguimos la marcha por la izquierda. El objetivo es recorrer toda la ladera oriental de la montaña hasta ubicarnos en la vertiente sur y alcanzar por ella la cima. Desechando de nuevo los desvíos que salen al paso, la pista apenas gana altura hasta su tramo final y no ofrece más dificultades que el barrizal en el que se convierte en algunos tramos.Justo al final del bosque, alcanzamos otro cruce. Las pista de la derecha asciende directamente por el cordal hasta las antenas cimeras. El buzón y el vértice geodésico se encuentran, en el borde mismo del cortado, unos metros más allá (1h.45"). Destacan las vistas de los Montes de La Peña, aunque el pinar que crece al suroeste amenaza con ocultarlos en no mucho tiempo.De vuelta a Artziniega completaremos la vuelta a la montaña. Descendemos para ello por la pista de servicio de las antenas, aunque justo antes de entrar en el joven pinar seguimos a la izqueirda un camino carretil que pierde altura, más abajo se adentra en una chopera, pasa junto a un curioso muro circular y llega a un cruce justo donde los chopos ceden el terreno a los pinos. Aquí hay que seguir la pista de la derecha, que recorre toda la montaña a media ladera hasta desembocar en la pista que lleva al alto de Los Heros y por la que hemos transitado haceu n rato. En vez de volver (izd.) al cruce de la subida, buscamos una variante por la derecha, en una cercana bifurcación, donde cogemos el vial de la izquierda, que acaba por enlazar con la ruta de subida.