>

Mendian

Pagolar (722 m.), Mostatxa (668 m.) y Pagonabarra (606 m.)

Estas dos cumbres conforman un pequeño macizo que separa Llodio del valle de Ayala

FERNANDO J. PÉREZ

Descargar Track

Pagolar y Pagonabarra son las dos cotas principales de un modesto macizo que separa Llodio del resto del valle de Ayala y delimitado, a Este y Oeste, por los ríos Nervión (Luiaondo) e Izalde (Okondo). Son montes muy humanizados, cubiertos de pinos y surcados por un laberinto de pistas forestales que pueden complicar la excursión. Aunque este hecho no debe ser excusa para impedir la marcha aquí propuesta, que recorre la sierra desde Luiaondo para enlazar ambas cimas. Con la iglesia de Luiaondo como referencia, comenzamos la excursión por la carretera que atraviesa el pueblo en dirección a Llodio. Poco antes de abandonar el núcleo urbano, nos encontramos con una cartel que nos dirige (dch.) a la Vía Verde del Parque Lineal del Nervión tras cruzar el río por un bonito puente medieval. Una vez en la otra orilla, continuamos hacia la izquierda, en dirección a Llodio. La Vía Verde discurre pegada al Nervión, deja atrás un primer puente y llega a otro peatonal (0h.20), que cruzamos.

HITOS

  • Pagonabarra 606 m. (UTM:30T 497616.22 E, 4772974.75 N) Puntuable para los Cien Montes.
  • Pagolar 722 m. (UTM:30T 499162.00 E, 4775599.00 N) Puntuable para los Cien Montes.
  • Mostatxa 668 m. (UTM:30T 500097.00 E, 4774759.00 N)
  • Cómo llegar: A-68 hasta el peaje de Llodio y seguir la A-625 hasta Luiaondo.
  • Cartografía: MTN 86-I (Artziniega) y 86-II (Llodio), 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

  • Horario: 4h.15 (1h.30 al Pagolar y 2h.45 al Pagona- barra.
  • Distancia: 15.5 km.
  • Desnivel positivo: 685 m.
  • Severidad del medio: 1
  • Dificultad orientación: 2
  • Dificultad del terreno: 2
  • Esfuerzo necesario: 3

De nuevo en la margen izquierda del río, abandonamos ya la Vía Verde, cruzamos la carretera y nos dirigimos al cercano barrio de Altui (izd.), donde cogemos una pista de cemento que remonta por el bosque en fuerte pendiente. El camino lleva hasta el barrio Odiaga, aunque no llegaremos hasta los caseríos. En el cruce de caminos que cierra el paso al auzoa (0h.50) hay que seguir el vial de la derecha.Un poco más arriba, en una trifurcación, continuaremos por el centro hasta un rellano al borde del pinar, donde dejamos la pista para seguir por el cordal un camino algo difuso al principio que desemboca más arriba en otra pista. Hacia la derecha no tarda en alcanzar una pista cementada en la divisoria. No hay que hacerla caso y remontar el camino que recorre el cordal hasta alcanzar la cruz del Mostatxa (1h.20), cumbre subsidiaria del Pagolar que se eleva sobre Llodio. El sendero que continúa por la herbosa cresta nos lleva sin pérdida hasta nuestro objetivo principal, escondido detrás de la gran antena repetidora que desde principios de los noventa desnaturaliza la cima (1h.40). Por si fuera poco, los árboles apenas permiten ya las vistas hacia Llodio. Al menos, la panorámica hacia la Sierra Sálvada (SO) aún permanece diáfana, con el Pagonabarra, cubierto de pinos, en primer término. Hacia él nos dirigimos.Desde el repetidor, bajamos a la pista forestal que bordea el pinar, aunque en el primer desvío (dch.) descendemos a la inmediatamente inferior. Por ella, obviando un par de desvíos, continuamos en un largo descenso hasta el collado Espartzagarai (2h.05), situado en un rellano y con el Pagonabarra enfrente. Bajamos por la pista de la derecha, entramos en un pinar y al poco llegamos a un collado con una bifurcación (cartel Pagolar) donde continuamos de frente, al igual que en la siguiente bifurcación, situada en un pequeño claro. Desemboca en una amplia pista que lleva al collado Pagonabarra Goikoa (señales a Pagonabarra y Pagolar), junto al caserío abandonado del mismo nombre (2h.30).La pista de la derecha bordea una pequeña loma y por fin remonta en fuerte pendiente hasta la cima del Pagonabarra, presidida por una reproducción de la cruz de Gorbeia (2h.55). Para bajar a Luiaondo tenemos que volver al collado Pagonabarra Goikoa, pero en vez de desandar la ruta de subida, bajamos por la vertiente opuesta (SSE) hasta una pista que nos devuelve (izd.) al collado (3h.20). Seguimos por la pista que pasa junto a las ruinas y que, obviando un desvío a la derecha, llanea por una amplia zona talada hasta una nueva bifurcación. La pista principal baja a la derecha, pero nosotros cruzamos la valla que hay enfrente y salimos, un poco más adelante, a otra pista. Sin más desvíos, descendemos por ella hasta la ermita de San Lorenzo y, ya por asfalto, retornamos a Luiaondo (4h.15).