>

Mendian
Cimas en la frontera

Peña del Mazo (823 m.) y Moro, Peña del (818 m.)

Dos sencillas cimas unidas en travesía, que permiten una amplia vista sobre Carranza y el Alto Asón

JOSEBA LOBERA

Desde Concha, en Carranza, se toma la carretera que va a Lanestosa y en pocos kilómetros accede al puerto de Ubal (636 mts.). El paraje, rodeado de pastizales, hace comprender el porqué de tantos pabellones dedicados a la ganadería. El reducido desnivel a salvar hasta las cimas de Peña del Moro y Peña del Mazo hará posible enlazarlas en una cómoda mañanera y reservar unas horas por la tarde para otras visitas a las maravillas naturales, como el nacimiento de los ríos Gándara y Asón o la cueva de Pozalagua.

Tras estacionar junto a un pabellón de ganado, situado en el mismo puerto de Ubal, emprendemos la marcha al otro lado de la carretera, para tomar una pista asfaltada que asciende atravesando los prados. Al poco tiempo se accede a una bifurcación (0h.15"). La pista de la derecha se dirige a la cumbre de la Peña del Mazo, reconocible por su repetidor. Tomaremos la de la izquierda, que asciende sin apenas salvar desnivel mientras se contemplan al fondo los Montes de Ordunte y el Collados de Asón, en Cantabria.

Sin darnos cuenta, se sale a una zona desde la que se descubre la pirámide rocosa de la Peña del Moro. Se atraviesa una alambrada junto al último pabellón y nos dirigimos por el mejor camino a la cumbre no sin antes descubrir una alargada grieta en la roca, seguramente debida a las minas de plomo. Tras esta fisura (0h.40") se llega a un repecho que concluye en un bello camino a modo de calzada, muy bien pavimentado, y que remonta hasta las cercanías de la cumbre, en donde encontraremos varias "bocaminas", túneles excavados entre las rocas.

El camino concluye en una de ellas, justo en el momento (1h.) en el que se descubren unas flechas direccionales. Una de ellas indica la dirección de la Peña del Moro, rumbo al pico de la izquierda, pues existen dos cimas de similar altitud. Tras un fuerte repecho por un pasillo herboso se sale al cresterío, afilado y soberbio, pero sin ningún peligro, hasta desembocar entre grandes bloques calcáreos en la cumbre (1h.15").

La panorámica es soberbia sobre todo hacia Cantabria. Se divisan Ramales de la Victoria, pueblos de la zona costera y un amplio número de cumbres de Vizcaya y Cantabria, como las de Ordunte y Castrovalnera. De regreso a la última bocamina, la de las flechas, habrá que tener cuidado en no seguir la dirección que indica "Peña del Mazo" ya que el camino es muy confuso, arriesgado, y la senda desaparece cerca del collado de la Torca del Moro, punto que separa ambas peñas. Es mejor retroceder por el mismo camino hasta encontrar la primera y marcada bifurcación (2h.) del punto de inicio que se encontraba a 15 minutos del puerto, y tomar allí la dirección de la Peña del Mazo.

HITOS

  • Moro, Peña del 818 m. (UTM:30T 464820.64 E, 4787434.96 N) Puntuable para los Cien Montes.
  • Peña del Mazo 823 m. (UTM:30T 466488.56 E, 4787999.26 N)

INFORMACIÓN MIDE

  • Horario: 3h.30'
  • Desnivel positivo: 300 m.

Siempre por pista se llega a las cercanías de la cumbre. Nos encaminamos al repetidor, desde el último pabellón de ganado, y casi sin darnos cuenta estaremos en la antecima, la de la antena, para concluir al poco tiempo en el punto más elevado (2h.45"). Se ve, con una forma que recuerda el perfil del Anboto, el enorme espolón de la Peña del Moro, que cae hasta el collado de la Torca, en donde se halla una sima, la Torca del Moro.

El regreso hacia Ubal (3h.30") se efectuará por el mismo camino, no sin antes divisar la zona del monte Ranero, cerca de cuya base se halla el balneario "Termas del Molinar", atendido por la congregación religiosa de los Padres Palotinos, campo base ideal para pasar allí unos días y recorrer los montes de esta zona. El padre Ángel, encargado del mismo, atenderá con sumo gusto cualquier pregunta sobre los itinerarios del valle.