>

Mendian

San Leon (1.223 m.)

La ascensión desde Ábalos a esta escarpada cumbre de la sierra de Toloño evita el cómodo acceso desde el puerto de Herrera

FERNANDO J. PÉREZ

El San León es una de las peñas más altivas de la sierra Toloño, ese murallón natural que separa la Rioja Alavesa del resto de la provincia otorgandole el microclima que ha hecho famosos sus viñedos. Su escarpado perfil calizo desafía a todo montañero quer se precie. Sin embargo, la proximidad al puerto de Herrera (A-2124), ha acabado por domar a esta cumbre de tan fiero nombre. Las antenas, con su consiguiente pista de acceso desde Herrera, dominan la cima, a la que se accede por una escalinata excavada en la roca.

HITOS

  • San Leon 1223 m. (UTM:30T 525784.00 E, 4715876.00 N) Puntuable para los Cien Montes.
  • Cómo llegar: Desde Bilbao, AP-68, salida 8 (Miranda), N-124 hasta Briñas, LR-124 hasta S. Vicente Sonsierra y N-232A hasta Ábalos.Desde Vitoria, A-1 y N-124 hasta Zambrana y mismo itinerario que desde Bilbao.
  • Cartografía: MTN 170-I (Labastida) y 170-III (Haro), 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

  • Horario: 4h.15 (1h.50 de ascensión).
  • Distancia: 15.8 km.
  • Desnivel positivo: 850 m.
  • Severidad del medio: 2
  • Dificultad orientación: 2
  • Dificultad del terreno: 3
  • Esfuerzo necesario: 3

Pero quienes quieran disfrutar del perfil más agreste del San León aún pueden hacerlo. No tienen más que iniciar la ascensión por cualquiera de los dos pueblos que se asienta a su sombra en la vertiente sur: Ábalos y Samaniego. En el primero de los casos, además, la excursión nos descubre la derruida ermita de la Rosa y las cuevas próximas a la cima, así que ha sido la opción elegida hoy.Desde la bonita iglesia de San Esteban Protomartir (siglo XVI, torre barroca, retablo renacentista), hay que dirigirse hacia la parte alta del pueblo, que abandonamos por la calle Virgen de la Rosa. Dejamos atrás las últimas casas y, obviando un desvío a la derecha por el que luego retornaremos a Ábalos, ganamos altura suavemente hasta llegar a la Bodega Puelles. Enseguida, un poste invita a seguir (izd.) hacia la ermita de la Rosa. Pasamos junto al depósito de aguas del pueblo y continuamos de frente en la siguiente bifurcación, hasta una curva y una fuente (0h.30). Aquí seguimos de frente por una senda que se adentra en el pinar. Lleva hasta la arruinada ermita de la Virgen de la Rosa (0h.45), de la que apenas queda en pie la pared del pórtico, de sillería con arco carpanel. La imagen de la virgen (s. XVI), se puede ver en la iglesia de Ábalos. Dando la espalda al templo, divisamos la Peña de la Rosa. La roca en la que se asienta la cruz es un excelente mirador. Los más atrevidos pueden incluso trepar (I) hasta su cima por la cresta que comienza en el belén.Retornamos al camino para enfilar hacia el portillo de la Rosa (1h.15). El dominio de las hayas en el bosque nos avisa de su proximidad y del cambio de vertiente. Tras unos metros de llaneo desembocamos en la pista (1h.15) que conecta los puertos de Herrera y Ribas por la vertiente norte de la sierra. Nos dirigimos hacia Herrera (dch.), desechando al poco rato un desvío a la izquierda. Apenas 900 metros después de esa bifurcación, confluimos con el sendero PR-A-78, que viene de Montoria. Abandonamos la pista y seguimos la senda (dch.), que remonta entre hayas y bojes (SSE). Restos de la vieja calzada que subía al desaparecido castillo de San León, derruido en la carlistada, confirman el buen camino, hasta alcanzar los primeros peñascos bajo la cresta, donde descubrimos la cueva de San León. La senda discurre ahora paralela al cresterío, hacia el que más adelante remonta hasta auparse a él junto a una pequeña caseta con antena, cerca ya de la cima (1h.50).El descenso lo completaremos por el viejo camino que unía Samaniego con La Montaña alavesa. Descendemos para ello por las escaleras (casi 300) y la pista de servicio hasta el puerto de Herrera y caminamos por la carretera en dirección a Laguardia 300 metros, hasta una desvío a la izquierda. La pista bordea el Matikal y desemboca en el portillo de Urdate o Pipaón (2h.15), donde confluye con el viejo camino de Samaniego. Hacia la derecha, desemboca en la carretera, cerca del conocido como Balcón de la Rioja. La cruzamos y descendemos entre la maleza unos metros hasta retomar de nuevo el sendero, algo cerrado en este tramo. Pero no ofrece pérdida. Luego se abre y, en continuo descenso, más abajo atraviesa un camino forestal y llega a una pista, cerca de la ermita de El Cristo (3h.10h.). Enfilamos ya hacia Ábalos (dch.). El camino realiza un amplio giro para bordear una explotación forestal y remonta hasta la ermita de San Felices, con bonitas vista a la sierra y el valle (3h.40). Descendemos por su carretera de acceso hasta un desvío (dch.), antes de una curva a la izquierda, por el que alcanzamos Ábalos (4h.15).