>

Mendian

Bizkargi (555 m.), Arburu (550 m.) y Labakoatxa (458 m.)

La cómoda ascensión a este popular centenario vizcaíno contrasta con la abrupta cresta de su vecino Arburu

FERNANDO J. PÉREZ

El Bizkargi es una de la cimas más populares, y con historia, de la montaña vizcaína. Situada prácticamente en el centro geográfico del Territorio Histórico, sus cómodos accesos la convierten en una cumbre muy visitada, cuya excursión se suele cumplimentar con la ascensión a la cercana peña de Arburu. Lo que no es tan habitual es realizar la travesía de su cresta, abrupta y divertida, que nace en la misma carretera BI-635, a la altura de Zugastieta, y muere en la misma roca cimeta del Arburu.

El mejor acceso para afrontar esta travesía es el barrio de Gorozika (Muxika, cuyo caserío se extiende a los pies de este crestón. Llenamos la cantimplora en la cercana fuente y comenzamos la caminata en el aparcamiento. Justo a su salida, una señal indica la dirección al Bizkargi por una pista que asciende hacia la derecha y pasa por delante del cementerio. Un poco más adelante, gira a la izquierda (O) y sigue subiendo. En la curva desemboca otra pista por la luego descenderemos tras recorrer la cresta del Arburu.

La ruta, por la pista de cemento, no tiene dificultades en este tramo. recorre toda vertiente meridional del Arburu, donde vamos dejando atrás caseríos y chalets. Más arriba, poco después de dejar atrás el pinar y salir a terreno abierto, el cemento muere ante el último caserío para convertirse en una pista de piedra que continúa ascendiendo, ahora con más pendiente, hacia el amplio collado Arlabane.

Ante de llegar a él alcanzamos una gran explanada donde la pista se bifurca (0h.45). La de la derecha sube hacia el Arburu y la de la izquierda sigue hacia el collado. Seguimos por esta última, obviamos el vial que, por la izquierda, desciende hasta Amorebieta, y no tardamos en llegar a Arlabane (0h.55), donde nos aupamos ya al cordal principal del Bizkargi. Seguimos por la pista principal, mientras a la derecha se aprecia el camino que luego tomaremos camino del Arburu.

La reciente tala que ha sufrido la zona permite unas vistas excelentes a buena parte de la montaña vizcaína, aunque un poco más adelante volvemos a adentrarnos en el pinar. En lo alto de una loma, semioculto por la maleza, descubriremos el vértice geodésico de Kurutzeko tontorra. Bizkargi y su ermita han sido sobre las que siempre han recaído los focos, pero en realidad, es esta la cota más elevada del cordal, entre 2 y 4 metros, según los mapas. En alguna de las ediciones del catálogo de cimas se hizo justicia figurando como la cima centenaria del macizo. Desde el vértice, el Bizkargi apenas queda a 500 metros (1h.30).

HITOS

  • Bizkargi 555 m. (UTM:30T 521048.38 E, 4791443.52 N) Puntuable para los Cien Montes.
  • Labakoatxa 458 m. (UTM:30T 523762.14 E, 4790096.91 N)
  • Arburu 550 m. (UTM:30T 522710.74 E, 4790401.78 N)
  • Cómo llegar: AP-8 o N-634 hasta Amorebieta. Allí coger dirección Gernika (BI-635) por Autzagane hasta el desvío a Gorozika.
  • Cartografía: MTN 62-I (Larrabetzu) y 62-III (Kurtzea), 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

  • Horario: 3h.15.
  • Distancia: 10.0 km.
  • Desnivel positivo: 465 m.
  • Severidad del medio: 2
  • Dificultad orientación: 2
  • Dificultad del terreno: 3
  • Esfuerzo necesario: 3

La explanada cimera de esta cumbre cargada de historia está presidida por la ermita de Santakrutz, destruida durante la guerra civil y reconstruida en 1942, y por el monumento en recuerdo a los fallecidos en este monte y sus alrededores durante la contienda. El modesto buzón del Ganguren está adosado a la trasera del eremitorio.De nuevo, la tala permite unas vistas poco habituales desde la cima.

De vuelta al collado de Arlabane, seguimos el camino antes descrito, que recorre el cordal hasta la base del Arburu. Desde allí, un sinuoso sendero lleva a la peña cimera (2h.00), coronada por un vértice y el pequeño buzón del Grupo Alpino Zornotza (1978). Iniciamos aquí la travesía por la cresta, guiados por la senda que la recorre. Su tendencia casi siempre será ir por la misma cresta, aunque en algunos momentos se desviará algunos (pocos) metros hacia la vertiente meridional (dch.) para evitar sus pasos más abruptos. Más abajo se adentra en el pinar, momento en el que bordea, también por la derecha, la pequeña loma Labako Atxa. Completado el rodeo aparece ante nosotros un camino que cruza el cordal y desciende hacia el sur (dch.) alejándose del cresterío. Es el que nos llevará hasta la conocida como pista de las canteras, por la que llegaremos a la pista de cemento utilizada en la subida y, por ella, de vuelta a Gorozika (3h.15).

 

RUTAS CERCANAS