>

Mendian
Buzón megalítico

Las Arnillas (1.045 m.)

Burgos. Las Arnillas es un sencillo paseo por el valle de Sedano a través de parajes solitarios cargados de historia

Borja Muñoyerro

El valle de Sedano es un municipio situado en la comarca de Páramos y cuya capital es la villa de Sedano. El paisaje fue horadado en el páramo por los ríos Ebro y Rudrón. El desgaste creó valles de abundante vegetación donde el agua y la piedra son los protagonistas. En sus recodos se esconden pequeños núcleos urbanos representativos de la arquitectura norteña que han sabido conservar su sabor ancestral.

Antaño gozó de una pujante prosperidad. Hoy en día, su población apenas llega a los 500 habitantes. Destaca Moradillo de Sedano con su iglesia de San Esteban Protomártir, uno de los templos más notables del románico castellano y Monumento Histórico Artístico desde 1931. En verano se puede visitar su interior. Los montes de su entorno son muy prolíficos en dólmenes y construcciones megalíticas.

HITOS

Las Arnillas
1045 m. (UTM:30T 444493.00 E, 4729701.00 N)
Cómo llegar:
Desde Villarcayo, CL-629 dirección Burgos. N-232 hasta Valdenoceda. Retomar la CL-629, por el puerto de la Mazorra hasta el desvío a Masa (BU-502). Luego la BU-V-5031 hasta Moradillo de Sedano.
Cartografía:
MTN 135-III (Sedano) y 135-IV (Padrones de Bureba), 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

Horario:
1h.30’ a Las Arnillas
Distancia:
12.0 km.
Desnivel positivo:
285 m.
Severidad del medio:
2
Dificultad orientación:
2
Dificultad del terreno:
1
Esfuerzo necesario:
2

Aparcamos en la espaciosa plaza de Moradillo de Sedano. Fuente. Buscamos unas escaleras escondidas en la trasera de un edificio (E). Nos alzan hasta la iglesia románica y el cementerio. Lo bordeamos por su izquierda (N). La senda discurre por un pasillo de flores que cuida el vecino del número 27, voluntario que enseña el interior del templo. Llegamos a la parte alta del pueblo. Seguimos en ligero descenso (N) hasta el final del barrio donde parece que nos hemos perdido y no hay salida aparente.

En la última casa del pueblo hacemos un giro en herradura (E) y trepamos sin senda unos pocos metros hacia una alambrada. Una vez junto al tendido, aparece en el suelo una trocha que no abandonaremos (E). Si bien, al principio el suelo es muy irregular, luego se define y se convierte en un sendero cómodo. El alambre que nos guía se marcha monte arriba (0h.15’). Continuamos al frente (E). El camino se sigue sin dificultad. El valle se hunde a nuestra derecha mientras recortamos el perfil de la paramera y ganamos metros con suavidad.

Curva en herradura con una nogala solitaria (0h.40’). Nos marca el fin de la senda y el comienzo de una pista abandonada. Cruzamos sobre un tubo de cemento (1h.00’). Valla. El suelo se embarra. Es el manantial de Fuenteslenguas, hoy inservible para consumo humano. Ganamos vistas al montarnos sobre el páramo. Valla. Conectamos con una pista de grava (1h.25’). Este vial enlaza con la CL-629 Cernégula- Villalta. Vamos a la izquierda (O) hasta la cercana cima de las Arnillas (1h.30’).

Su cúspide está coronada por un enorme dolmen que ocupa la cima. La ausencia de arbolado lo hace destacar en lo alto de la paramera. Data del 3.700 a.c. pero se constata la pervivencia del mismo como lugar de culto durante las edades del Cobre y de Bronce e incluso épocas muy cercanas al haberse hallado monedas. Su parte superior está abierta. Este hecho facilita que se pueda apreciar el conjunto con claridad.

Tras el descanso, retornamos al punto donde hemos conectado con la pista (1h.35’). Pasamos al lado izquierdo de la alambrada (SE) y descendemos por una valleja (N). Cruzamos varios tendidos de alambre hasta dejar el último a nuestra derecha. El valle se angosta. Atravesamos un desfiladero (2h.00’). En el suelo se puede apreciar el desgaste de las ruedas de los carros. Perdemos altura. La calzada se esfuma y se convierte en monte a través. Unos chopos nos cierran el paso por la derecha. Evitamos meternos en el arbolado.

Vamos a la izquierda. Seguimos sendas de animales que nos bajan al camino que recorre el valle (2h.15’). Enfrente, encaramada en un saliente rocoso, vemos la ermita de Santa Ana. Giramos a la derecha (SO) y caminamos sobre hierba por la PRC-BU-3. Es un recorrido poco transitado. No hay posibilidad de pérdida. El sendero discurre por la orilla derecha del arroyo de la Horadada hasta retornar al vehículo (3h.15’).

 

RUTAS CERCANAS

 Peña Otero (1.203 m.)
desde Nocedo.  3:50h
 Pedro Campo (1.062 m.) y Castro Siero (843 m.)
 2:30h
 Peña Alta (1.268 m.)
desde Dobro, .  4:40h
 Santa Marina (1.155 m.) y Los Castillos (1.141 m.)
desde Huéspeda.  3:50h
 Los Castillos
desde Aparcamiento de la entrada del pueblo.  3:50h