>

Mendian
Mirador de Huidobro

Peña Otero (1.203 m.)

Burgos. Peña Otero es un monte fácil que ofrece un gran paseo pese a haber sido afeado por aerogeneradores

Borja Muñoyerro

El valle de Sedano es un municipio burgalés de la comarca de Páramos cuya capital es la villa de Sedano. El paisaje fue horadado en el páramo por los ríos Ebro y Rudrón. El desgaste creó valles de abundante vegetación donde el agua y la piedra son los protagonistas.

Estos parajes descarnados y el románico deslumbrante se convirtieron en el lugar preferido por Miguel Delibes. De Sedano dijo el escritor: «Para sentar las cosas desde un principio diré que Sedano es mi pueblo, un pequeño gran pueblo de Burgos, donde la gente llega a vieja comiendo manzanas y miel, los cangrejos y las truchas se multiplican confiadamente en los regatos y los conejos corren libres por el monte sin temor a la mixomatosis».

Aunque Delibes nació en Valladolid, a Sedano llegó por amor a su mujer, Ángeles. Esta localidad se convirtió en su pueblo de adopción y aquí escribió sus obras más representativas. El valle le rinde homenaje con un Centro de Interpretación y un recorrido literario.

La marcha comienza de Nocedo, municipio próximo a Sedano. Su nombre viene de ‘lugar de nueces’, árbol que abunda en el lugar. El pueblo está oculto en una hondonada protegido por un llamativo anfiteatro rocoso. En la década de 1960 quedó casi abandonado y en ruinas al emigrar la totalidad de sus habitantes a trabajar en la industria del País Vasco y Burgos capital. A día de hoy, solo algunas de sus casas han sido rehabilitadas y presentan signos de vida. Su iglesia, la parroquia de la Purificación de Ntra. Sra. estuvo abandonada hasta el 2005, fecha en la que se reconstruyó la techumbre.

Aparcamos en la cuesta que hace las veces de plaza. No hay fuente. Dirigimos los pasos por una calle que pasa junto a una casa con un poyo (E). En pocos pasos terminan asfalto y cemento. Marchamos sobre hierba. Valla de metal (0h.05’). La cruzamos. Endrinos y bosque bajo nos escoltan hasta un prado abierto (0h.10’). Vemos a la izquierda unos bancales derruidos. Trepamos por ellos. Ganamos altura en busca de los aerogeneradores que se aprecian en los altos (N).

HITOS

Peña Otero
1203 m. (UTM:30T 442369.82 E, 4734908.29 N)
Cómo llegar:
Desde Villarcayo, CL-629 dirección Burgos. Luego la N-232 hasta Valdenoceda, CL-629 hasta pasar Pesadas de Burgos, BU-V-5032 hasta pasar Sedano, BU-514 y a 1 km, BU-P-5141, que muere en Nocedo.
Cartografía:
MTN 135-I (Escalada), 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

Horario:
3h.50’ (0h.50’a Peña Otero).
Distancia:
11.6 km.
Desnivel positivo:
352 m.
Severidad del medio:
2
Dificultad orientación:
1
Dificultad del terreno:
1
Esfuerzo necesario:
2

Topamos con una alambrada. En ningún caso la cruzamos. La seguimos monte arriba. Al otro lado está la Hoya de Huidobro, una impresionante oquedad. Acercarse al borde es temerario. Evitamos la pista de servicio del complejo y alcanzamos la cima tras un agradable paseo (0h.50’). Vértice geodésico y caseta. Magnífica vista de los valles circundantes. En esta hoya hubo unas importantes explotaciones de mineral de cobre, hoy en día abandonadas, que merecen una visita en exclusiva.

No regresamos por el mismo camino. Alargamos el paseo dando un rodeo por el páramo. Descendemos por terreno fácil y suave (O). Nos acompañan endrinos solitarios y puestos de tiro. A la izquierda vemos una alambrada que nos conduce hasta el único paso practicable en ella. Puerta (1h.20’). Cruzamos al otro lado. El tendido eléctrico discurre más abajo. Nos sirve de guía. Caminamos en su misma dirección (O). Una vaguada rompe la monotonía del terreno. Es la torrentera de Valdepililla (1h.50’).

Descendemos al fondo y salimos al otro lado sin dificultad por la zona conocida como ‘Las Bogas’. Superada la irregularidad, aparecen restos de una pista. La seguimos. Llegamos a un bosque de pinos de repoblación, uno de los pocos que han logrado medrar (2h.20’). Nos internamos en el arbolado (O). Cruce (2h.30’). Giramos a la izquierda, hacia arriba (SO). Nuevo cruce (2h.50’). De nuevo a la izquierda (SE). Caminamos en sube y baja hasta vernos sorprendidos por el campanario de la iglesia de Nocedo que surge como un periscopio de la nada. Desde el alto se puede apreciar la ubicación real de esta población. Tras la visita al exterior del templo, descendemos por una calle que nos lleva directos al vehículo (3h.50’).

 

RUTAS CERCANAS

 Las Arnillas (1.045 m.)
desde Aparcamos en la espaciosa plaza de Moradillo de Sedano..  1:30h
 Pedro Campo (1.062 m.) y Castro Siero (843 m.)
 2:30h
 Peña Alta (1.268 m.)
desde Dobro, .  4:40h
 Torada (1.257 m.) y Cerro de Porterín (1.061 m.)
 4:40h
 Peña Nava (1.076 m.)
 2:30h