>

Mendian
La Etiopía cántabra

Muñata (1.181 m.) y Peña Camesía (1.161 m.)

Cantabria. Muñata es un monte a caballo entre Cantabria y Burgos que nos muestra lo más destacado de ambas comunidades

Borja Muñoyerro

San Martín de Elines es un pueblo de Cantabria que pertenece al municipio de Valderredible, en la comarca de Campoo-Los Valles. Su población es de 47 habitantes que viven del turismo y la ganadería. Es uno de los municipios de Cantabria más visitado por su colegiata de San Martín de Elines, el monumento románico más sobresaliente de los muchos que tiene Valderredible y uno de los más interesantes de la región. Es una de las cuatro colegiatas construidas en estilo románico en Cantabria, junto a Santillana, Castañeda y Cervatos.

Fue declarada Monumento Histórico Artístico el 3 de junio de 1931. Esta fábrica se arruinó en 1102. Se cree que por esas fechas se comenzó la edificación de la iglesia románica actual, una de las primeras de Cantabria. Su claustro es muy posterior, del siglo XVI.

HITOS

Muñata
1181 m. (UTM:30T 427226.35 E, 4740137.49 N)
Peña Camesía
1161 m. (UTM:30T 427228.00 E, 4740139.00 N)
Cómo llegar:
Desde Villarcayo, CL-629 dirección Burgos; N-232 dirección Soncillo; BU-564 hasta Cilleruelo de Bezana, N-623 al puerto de Carrales, BU-611 y CA-274 a San Martín de Elines.
Cartografía:
MTN 134-II (Polientes), 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

Horario:
3h55' (1h30' a Peña Camesía; 1h50' a Muñata)
Distancia:
14.0 km.
Desnivel positivo:
566 m.
Severidad del medio:
2
Dificultad orientación:
2
Dificultad del terreno:
1
Esfuerzo necesario:
2

Aparcamos en la plaza de San Martín de Elines presidida por su magnífica colegiata. Fuente y bares auxilian al caminante. Comenzamos la marcha por la calle Cabrerizas Altas (S), el único vial que asciende a la sierra. Cruce. Desvío a la izquierda (0h.02’). Letrero indicador SL-S 34 (Ruta del Páramo de la Lora). Lo seguiremos hasta los altos. A la derecha vemos el letrero de la Ebro GR-99, que será por donde regresaremos.

La pista de cemento comienza a ganar pendiente (SE). Es un repecho breve pero intenso. Valla de metal. La cruzamos y fin del cemento. Llegamos al portillo de el Tez, puerta del Páramo de la Lora (0h.35’). Caseta. Vamos a la derecha (S) por una desdibujada pista. De aquí en adelante nos acompaña un paisaje estepario monótono, yermo y duro. En los meses de la canícula estos altos te transportan a Etiopía. Unos solitarios jumentos soportan el calor como pueden en medio de esta sartén. Cuidado con ellos: son muy amistosos y te pueden seguir todo el paseo.

Ascendemos a un contrafuerte no muy elevado. Vemos el letrero del SL-S 34 pero no lo seguimos. Continuamos por la pista (OSO) hasta llegar a un chozo de piedra a la derecha del camino (1h.00’). Una tenue senda nace a nuestra derecha (O). Conduce a las encinas sin llegar a meternos en ellas. Atravesamos campos de labranza abandonados donde solo brotan cardos.

Murete derruido (1h.10’). Es en realidad un redil derruido. El camino se pierde. Seguimos (O). Trocha a la derecha (1h.15’). La tomamos (N). Breve ascenso. Nos mete en un incómodo lapiaz. Lo evitamos por la derecha hasta llegar al cortado. Seguimos el perfil de la sierra (izq, SO). Llegamos a Peña Camesía (1h.30’). Nada significativo. Posee dos cimas de similar altura. La occidental, dos metros más baja que la oriental, tiene restos de un buzón (1h.35’).

Caminamos en descenso por el borde (S) hasta llegar al Portillo de Toma y Daca (1h.40’). Nos servimos de la pista para evitar el contrafuerte rocoso, fuertemente alambrado. Cuando el alambre y la altura de pared lo permiten, giramos a la derecha (SO). Nos internamos de nuevo en la Lora. Topamos con unas colmenas. No están valladas ni hay carteles de advertencia. Las evitamos con la mayor prudencia y distancia. Muñata. Vértice geodésico (1h.50’). Cuidado los días de niebla con el abismo. Al SO hay otra cima con unas antenas. La modestia de la cima se compensa con unas espléndidas vistas. Un día claro se puede ver el Espigüete, Curavacas y las cimas más altas de la sierra de Guadarrama.

Retornamos al portillo de Toma y Daca (2h.20’). Valla. Comienza el descenso por una pista destrozada y sinuosa que no ofrece posibilidad de atajo. Letrero de la SL-S 34 y desvío a la derecha (3h.20’). No lo tomamos. La ruta es muy tortuosa. Optamos por bajar hasta Villota de Elines (3h.25’). En la plaza cortamos con la Ebro GR99. La seguimos a la izquierda (E). Una senda boscosa nos lleva de vuelta a San Martín de Elines (3h.55’).

 

RUTAS CERCANAS

 Monte Hijedo: tierra de lobos
 Pedro Campo (1.062 m.) y Castro Siero (843 m.)
 2:30h
 Cotorra de Agustín (995 m.)
 4:00h
 Cielma (1.194 m.) y Turena (1.178 m.)
 4:50h
 Peña Nava (1.076 m.)
 2:30h