>

Mendian
Vuelta al Parque de Valderejo

Recuenco (1.241 m.) y Vallegrul (1.225 m.)

El recorrido integral que contornea el espacio natural alavés es la mejor forma de conocer todos sus secretos, aunque está reservado a caminantes con fondo

FERNANDO J. PÉREZ

Las reducidas dimensiones del Parque de Valderejo (3.500 hectáreas) permiten algo poco habitual en otros espacios naturales vascos: completar su recorrido circular en una sola jornada. La propuesta no está exenta de una cierta exigencia física -son casi 27 kilómetros y más de 6 horas de marcha, sin contar paradas- pero el reto ofrece el atractivo de lograr, en una sola excursión, un conocimiento prácticamente completo de todo el Parque.

Y si la marcha nos parece demasiado dura para un solo día, la geografía del valle y la red de sendas que la cruzan permiten numerosas escapatorias hacia sus núcleos rurales para poder completarla en el número de etapas que mejor se adecue a nuestras condiciones físicas o disponibilidad de tiempo, teniendo en cuenta que las únicas limitaciones vienen dadas por la prohibición de transitar fuera de las sendas y los caminos señalizados o de hacerlo en los periodos vetados para no molestar las nidadas de los buitres.

HITOS

  • Recuenco 1241 m. (UTM:30T 480604.26 E, 4750702.71 N) Puntuable para los Cien Montes.
  • Vallegrul 1225 m. (UTM:30T 479163.00 E, 4745951.00 N) Puntuable para los Cien Montes.
  • Cómo llegar: Subir el puerto de Orduña y, por Berberana (CL-625 y A-2625), llegar al desvío de Valdegobia y seguir hasta el Parque.
  • Cartografía: Mapa B-7 de J. Malo. Mapa-guía Valderejo-Árcena (Nondik). Mapa nº4 (Parque Valderejo), del Gob. vasco.

INFORMACIÓN MIDE

  • Horario: 6h.15".
  • Desnivel positivo: 750 m.

Comienza la excursión en Lalastra. Volvemos sobre nuestros pasos por la carretera que viene de San Zadornil hasta el crucero que hay un poco antes del aparcamiento. Allí comienza la subida al collado de La Sierra. La pista apenas gana altura hasta llegar a un abrevadero, donde empieza a remontar la empinadas laderas de Peña Gobea, que sortea con amplias revueltas antes de alcanzar el collado de La Sierra (0h.25"). Allí comienza la Senda del mismo nombre, por la que transitaremos durante buena parte del recorrido, todo el que se desarrolla por los cordales de Peña Gobea y Anderejo.

Pinturas de portillo Lerón

Iniciamos la travesía del cordal en dirección al Recuenco (izda.). La senda discurre en todo momento junto a la arista, así que los puntos en los que se difumina no ofrecen mayores problemas. Es un agradable paseo que sobrevuela los pastos de Lalastra, Lahoz (a la izquierda) y Bóveda (derecha), pasa junto a la cruz de Bóveda (0h.45") y sólo se ve incomodado en los escasos tramos en los que el lapiaz aflora más agresivo. El cordal se ensancha al aproximarse al Portillo Lerón (imprescindible visitar las pinturas ruprestres), desde el que ascendemos hasta el cercano (N) Recuenco (1h.10").

Desde el punto culminante del Parque no podemos dejar de acercarnos hasta el menhir de El Gustal, repuesto el pasado verano en su emplazamiento casi original al borde mismo del precipicio y que hemos visto en su estratégica posición durante la travesía del cordal. Estamos en el extremo norte de Valderejo, desde el que dominamos con la vista todo el Parque. Desde este monumento megalítico continuamos nuestro rodeo del valle en sentido contrario a las agujas del reloj por el borde mismo de los farallones. Descendemos hacia el portillo de Barrerón (1h.45") y, ya en el altiplano de la sierra de Anderejo, seguimos, por la pista hacia el portillo de Coronas y la ermita de San Lorenzo (2h.25").

Continuamos todavía un rato más por la Senda de La Sierra hasta alcanzar la confluencia con la Senda de Vallegrull, por la que remontamos (derecha) hasta la segunda cumbre del Parque (3h.00"). El siguiente objetivo es el collado de Acebedo, en los límites del espacio natural. Descendemos hacia él por la ladera suroeste, donde los numerosos cairns evitarán toda posibilidad de pérdida. Alcanzado el collado (3h.15"), hay que bajar por toda la vaguada, llegar al río Purón, cruzarlo y adentrarnos en el desfiladero (4h.10") para subir hasta Ribera (4h.35"). Afrontamos desde el despoblado el último tramo de la marcha por la Senda Portilla (balizada a la derecha), por la que retornamos a Lalastra (6h.15").