>

Mendian
SIERRA DE ARRATO (ÁLAVA)

Jugatxi (777 m.)

La ascensión montañera a la ermita de Jugo descubre un majestuoso bosque de robles y hayas entre la autovía a Vitoria y la vega del Kuklaran

FERNANDO J. PÉREZ |

Descargar Track

La tradición de levantar ermitas y eremitorios en los montes vascos es de sobra conocida. Solo en Álava, hay cerca de 300. Aunque según el historiador José Javier López de Ocáriz, en el siglo XVI llegó a haber 2.000. El valle de Zuia no es una excepción y tiene en la ermita de Jugatxi uno de sus dos templos de referencia. El otro es la de Oro, que se alza en la peña de Atxabal, en el centro mismo del valle.Jugatxi, por el contrario, se eleva al noreste del valle, sobre un modesto promontorio entre la autovía que une Altube y Vitoria (N-622) y el arroyo Kuklaran, en cuya vega se sitúa el pueblo de Jugo. Los orígenes del templo se pierden en el tiempo. Aunque como muestra de su antigüedad basta decir que la imagen de su Andra Mari -de estilo románico- data del siglo XIII y la primera referencia escrita de su cofradía se remonta a 1.556.La modestia de la loma en la que se ubica no es óbice para que nos encontremos ante uno de los parajes más bellos de la comarca. Un bosque de hayas y robles milenarios propios de un cuento de gnomos puebla sus laderas y la paz que emana el entorno solo se ve alterada por el ruido que llega de la cercana autovía.Existe una pista para vehículos que sube hasta la misma ermita desde jugo, pero también se puede acometer una excursión más montañera completando un sencillo recorrido circular apto para toda la familia. Para ello partimos desde el polideportivo de Murgia en dirección a la autovía. Poco antes de cruzar el tunel bajo la carretera, cogemos un sendero (dcha.) que asciende por una loma que separa el pueblo de la autovía. El camino algo difuso a tramos, serpentea entre espinos, zarzas y demás arbustos antes de atravesar un pequeño pinar y alcanzar un repetidor y un deposito de aguas. (0h.25").Descendemos por la pista de servicio hasta la carretera que une el alto de Aiurdin con Murgía, la cruzamos y seguimos el vial que lleva a Jugo, aunque la abandonamos a los poco metros para seguir (izd.) un camino delimitado por unos mojones que se adentra en el bosque. La amplia senda remonta entre robles y hayas en un entretenido paseo que nos lleva sin pérdida hasta la planicie cimera en la que se asienta la ermita y que le otorga la otra denominación por la que es conocida esta montaña : La Dehesa (1h.00").

HITOS

  • Jugatxi 777 m. (UTM:30T E, N)
  • Cómo llegar: Desde Bilbao, A-68, salida Altube y A-624 hasta Murgia. Desde Vitoria, N-622 hasta Murgia.
  • Cartografía: MTN 112-I (Murgia), 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

  • Horario: 2h.15 (1h.00
  • Distancia: 7.9 km.
  • Desnivel positivo: 290 m.
  • Severidad del medio: 1
  • Dificultad orientación: 2
  • Dificultad del terreno: 2
  • Esfuerzo necesario: 2

En los años 70, el deficio estaba medio en ruinas, pero vecinos de Zuia asumieron su restauración y lograron recuperarlo. Un acuerdo con la Diputación permitió arreglar la cubierta y convirtió su entorno en un área recreativa con mesas, asadores y una fuente en la ladera norte, a la que se accede tras descender 140 peldaños. La cofradía celebra la romería el domingo siguiente al 8 de septiembre, fiesta de la Natividad, la llamada Virgen de septiembre. Celebran la junta anual e incluye eucaristía, danzas y la tradicional comida a base de garbanzos y carne guisada. El templo suele estar cerrado a cal y canto, aunque en su fachada oeste hay una talla de la Virgen.Detrás de la ermita hay unas peñas, probablemente origen del nombre - Jugo haitz: peña de Jugo-, que son el punto culminante de la montaña, accesibles pero sin buzón identificativo alguno.Para la vuelta a Murgia completaremos un recorrido circular por Jugo. Para ello seguimos la pista que baja al pueblo, aunque al poco rato tomamos un desvío (izd.) que desciende suavemente cordal abajo hasta un collado. Aquí desechamos un camino (dcha.) que desciende directamente a Jugo y que se enmaraña más abajo para seguir por la divisoria hasta una pista que, por la derecha, llega a la carretera que lleva a Jugo (1h.30"). Cruzamos el pueblo y en la última casa antes de abandonarlo seguimos el desvío hasta un caserío. Delante de él comienza un camino que, por los límites del bosque, nos devuelve al nucleo urbano Murgia. Solo quedará cruzarlo para estar de vuelta en el polideportivo (2h.15").