>

Mendian

Torada (1.257 m.) y Cerro de Porterín (1.061 m.)

Torada es una cima aislada que sobresale sobre el extremo norteño del páramo de La Mazorra

IÑIGO MUÑOYERRO

Dos cimas destacan sobre el extenso páramo burgalés de Masa. Torada, Canales o Alto de San Cristóbal, la más norteña de las dos, y Peña Alta de Dobro, techo del anticlinal de Valdivielso. La propia altitud del páramo, que supera los mil metros, hace que ambas cumbres sean poco prominentes. Lo compensan las distancias a recorrer por un terreno sin referencias salvo los parques eólicos que coronan ambas montañas.

HITOS

  • Cerro de Porterín 1061 m. (UTM:30T 445118.36 E, 4747498.58 N)
  • Torada 1257 m. (UTM:30T 447770.30 E, 4746686.19 N)
  • Cómo llegar: Villarcayo. CL-629 dirección Burgos, cruce de Incinillas. Luego BU-V-5741.
  • Cartografía: . MTN 109-IV (Bisjueces), 1:25.000, del IGN

INFORMACIÓN MIDE

  • Horario: 4h.40 (2h.20 Torada; 3h.30 Porterín).
  • Distancia: 18.6 km.
  • Desnivel positivo: 780 m.
  • Severidad del medio: 2
  • Dificultad del terreno: 3
  • Esfuerzo necesario: 5

La Torada, mirador inigualable del desfiladero del Ebro, tiene varias rutas de subida. Las más frecuentadas parten de Ahedo de Butrón, Valdenoceda y Dobro. En esta ocasión iremos por el valle de Manzanedo, concretamente por Manzanedillo, aledaña a Manzanedo pueblo y deshabitada que no abandonada, que se alza en la misma orilla del río. Sobre el caserío, un monte cerrado de quejigos, robles y pinos de repoblación llega hasta el borde del páramo.Manzanedillo es pueblo pequeño de pocas y buenas casas. La iglesia románica de San Román está arruinada y oculta por la maraña. No tiene fuente. Tampoco hay agua en todo el recorrido. Por allí cruza la etapa 7 del GR 99 (Camino del Ebro) que seguimos de salida (letrero) con el río, invisible pero rumoroso, a nuestra derecha hasta una bifurcación (0h.12). De frente sigue hasta la pasarela de Los Hocinos (10 km). Subimos (dch.) hasta un nuevo cruce, ya dentro del pinar (0h.17). Ahora elegimos la pista para todoterrenos que sube por la izquierda. Pasa junto a una caseta de aguas y gana metros con rapidez.Cuando comienza a llanear, justo antes de un amplio barbecho, sale otra pista por la derecha (0h.30). No tiene pérdida. Además, poco más arriba está señalizada con hitos de piedra. Se ciñe a la ladera. Al principio es de grava, luego de piedra sin apisonar. Remonta con pendiente y deja atrás el pinar. El terreno se abre. Se divisan el soto del Ebro y las Merindades. También el borde del páramo que alcanzamos sin dificultad (1h.10). Aquí vira hacia el oeste y llanea hasta una alambrada (1h.25). Hay un pino solitario. A la derecha está el Porterín, peñascoso, que dejamos para la vuelta.Arriba se divisan las torres del parque eólico. Subimos por una ancha pista de hierba y tierra de pendiente media que alcanza el primero de los postes. Sorprende el ruido cadencioso de las hélices. A unos metros se cierra el hayedo que antes cubrió la montaña. Se conoce como el Hayadal. La pista, que recorre el borde septentrional de La Mazorra, gana altura hasta el punto desde donde se divisa el vértice geodésico (2h.05). Campo a través pisamos la cima (2h.10). El monte es terreno pedregoso, de tierra escasa y pobre donde prosperan el brezo, la gayuba, el erizón y el enebro rastrero.La cumbre es poco prominente sobre su entorno. Además del vértice, hay dos buzones. Hacia el norte, amplias vistas de Manzanedo y la comarca de Villarcayo, con Castro Valnera al fondo. A nuestra derecha (E), la Sierra de la Tesla. Al SE, Valdivielso; y al sur, el parque eólico de Peña Alta de Dobro.Iniciamos el descenso hasta el portillo (2h.20). Marcha tranquila hasta pisar el collado del pino solitario (3h.20). El Porterín, el punto más elevado del anticlinal que defiende Manzanedo, se asciende por un sendero de cabras que salva un portillo (3h.30). Al otro lado encontramos una cresta descendente, pedregosa, coronada por un gran hito de piedra en el borde del cortado. También hay un vértice metálico de coto de caza (MP 13 09 14). Sorprende un vallado circular de piedra que mira al valle. Puede ser un antiguo aprisco, pero también un puesto de vigilancia debido a lo estratégico de la cima. Magníficas vistas del Ebro a su paso por el valle de Manzanedo.Descendemos por el camino de subida. Una vez en Manzanedillo (4h. 40), podemos bajar hasta la playa fluvial y remojar los pies en el Ebro.

 

RUTAS CERCANAS