>

Mendian
El patio trasero de Cantabria

Cueto de la Concilla (1.900 m.)

Belleza natural. El valle de Polaciones cobija una serie de cumbres desconocidas que exigen largas caminatas por parajes casi vírgenes

Borja Muñoyerro

Descargar Track

Puente Pumar es un bello conjunto arquitectónico del municipio cántabro de Polaciones. Está encajonado en el final de un valle que nace en la trasera de los montes de Campoo y se descuelga más de 50 kilómetros hasta morir en el mar, en Unquera. La carretera es una dura prueba para ciclistas, montañeros y senderistas que se aventuran en estos parajes donde parece haberse detenido el tiempo. Tiene 51 habitantes estables, lo que le convierte en el núcleo más poblado de Polaciones. Cuenta con varios bares y restaurantes.

El río Nansa fluye aquí en sus primeros kilómetros encajonado por el fondo de la garganta de la Hoz de Bejo. En esta angostura se construyó el cierre de un pantano que recoge las aguas que escapan del Pico Tres Mares hacia el Cantábrico. Las edificaciones más importantes son las Casonas de Los Coroneles o de Puente y la Casona Rectoral, ambas erigidas en el siglo XVIII. En la zona alta del pueblo encontramos la iglesia de la Natividad de Nuestra Señora de Puente Pumar, del siglo XVIII.

Aparcamos en la parte alta del pueblo, cerca de la Casa Rectoral. Descendemos a la carretera que conduce a Uznayo. Comenzamos la marcha por asfalto hacia la izquierda (SE). Puente sobre el río (0h07). Vemos enfrente una nave industrial de turba. A la izquierda nace una pista (SE). Cartel del recorrido R.V.2 ‘Los puertos de Sejos’. Lo seguimos un rato. Ganamos poca altura. Se reserva para castigarnos en su último tramo.

Caminamos al amparo del Robledal de Tocio de los Hoyos. Cruce (0h40’). Bajamos hacia el río (E). Puente. Ahora comienza el verdadero desnivel. Ruinas de casas (0h50’). Son los invernales de los Brañales. Avanzamos. Redil y puerta (1h10’). Entramos en el Hayedo de Brañas Altas, que ofrece un poco de protección frente a las inclemencias. La senda culebrea hasta que llegamos al collado de El Hitón (2h40’).

HITOS

Cueto de la Concilla
1900 m. (UTM:30T 390667.16 E, 4771986.13 N)
Cómo llegar:
A-8 hasta Cabezón de la Sal. CA-180 hasta Valle. En la rotonda, CA-182 a Puentenansa y luego a la izquierda CA-281 hasta Puente Pumar.
Cartografía:
MTN25 82-I (Tudanca) y 82-II (Los Tojos), 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

Horario:
6h.30’ (3h.30’a Cueto la Concilla)
Distancia:
18.5 km.
Desnivel positivo:
1382 m.
Severidad del medio:
2
Dificultad orientación:
2
Dificultad del terreno:
2
Esfuerzo necesario:
3

Desde aquí es posible admirar la cara norte de la Cordillera Cantábrica, desde el Peña Labra hasta los Picos de Cordel, una panorámica imposible desde otro punto. También tenemos la oportunidad de poder apreciar la estación del collado de Sejos-Cuquillo, el conjunto megalítico más importante de Cantabria. Su ubicación, a más de 1.500 metros de altitud, y lo dificultoso de su acceso han propiciado que gran parte de sus elementos se hayan conservado en buen estado. Se reparten por un área de grandes pastizales y brañas, entre Polaciones y la Mancomunidad Campoo-Cabuérniga. Los paneles informativos desparecieron hace años dejando como mudo testimonio un par de estacas que usan las vacas para rascarse.

Tenemos el Cueto la Concilla a la izquierda (NE). Afrontamos el último repecho por la derecha del monte (S). Ascendemos pegados a la alambrada. La cruzamos. Evitamos escobas, brezos, árgomas y enormes piedras. Buscamos trochas de animales y algunos hitos estratégicamente colocados que nos guían por el laberinto. El terreno se domestica y la pendiente pierde fuelle. La cima es alargada y herbosa con un penacho rocoso en su parte más alta (NE). Buzón metálico anónimo (3h30’).

Descenso hasta el collado por el mismo camino. Para el retorno a Puente Pumar empleamos otra ruta. Antes de llegar al collado, nada más pasar la alambrada (4h20’), nace una senda que discurre pegada a la cresta cimera. Marchamos sobre ella hacia la derecha (N). Fuente de Rutaoria (4h40’). Mana agua fría, limpia y abundante. Collado de los Escajos y pista (5h00’). La seguimos (NE). Formaciones rocosas asemejan unos penitentes de piedra. Es la turbera y Alto de la Torres (5h30’). Cruce. Seguimos a la izquierda (O) en fuerte descenso hasta que llegamos a Puente Pumar (6h30’).

 

RUTAS CERCANAS

 Cueto de Orbaneja (1.801 m.)
 7:20h
 Sobrecomillas (1.276 m.)
desde Colsa.
 La Moral (1.049 m.), Tordias (968 m.) y El Cueto (903 m.)
 3:50h
 Valdecebollas (2.143 m.) y Peña Sestil (2.065 m.)
 2:45h
 Zarceillo (905 m.) y Matamiguela (890 m.)
desde La ruta parte desde el puerto de la Collada de Carmona o ‘La Collá’.  3:20h